El laberinto sin salida de William Pérez

Desde el primer día de la administración municipal de Kanasín 2018-2021, el alcalde William Pérez Cabrera fue objeto de críticas por parte de los habitantes de este municipio. Pasó el tiempo, y la lluvia de comentarios negativos hacia la administración no cesó, al contrario, se fueron incrementando. Hoy, el alcalde no podrá ir por la reelección debido a que el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Yucatán aprobó el recurso de amparo al tener una investigación abierta por acoso laboral y por razón de género.

Baches, inseguridad, desorden, limpieza son las denuncias más repetidas en contra de la administración de Pérez Cabrera. El primer edil remodeló y pintó la fachada del Palacio Municipal, siendo esa una de las principales acciones que ha hecho la actual administración. Al acercarse las elecciones, empezaron las denuncias de supuestas copias a las credenciales de electores de los habitantes y de utilizar a los mototaxistas para tal fin.

Denuncia de acoso laboral

La supuesta víctima del alcalde de Kanasì fue su sindica municipal Xochitl Delgado Caballero, quien calificó que la resolución del ente electoral fue un acto de justicia.  “El municipio está levantando la voz. Los Kanasinenses, ustedes los verán en redes sociales ya no queremos más corrupción aquí en nuestro municipio, ya no queremos más violentadores”, dijo Delgado Caballero quien luego de ese episodio se convirtió en la candidata para dirigir al municipio por el partido Movimiento Ciudadano.

Para hablar de la suspensión del IEPAC,  la también candidata por el partido Movimiento Ciudadano recordó como inició la violencia que ella denuncia, toda vez que le pidió al alcalde Pérez Cabrera las actas de cabildo, el padrón de nóminas y las licitaciones para los contratos. “Al querer hacer mi trabajo y pedir la documentación que me exige la ley, me encuentro con una serie de violaciones a mis derechos políticos electorales y se me niega lo que son las actas del cabildo, no nos dejaban ingresar con teléfonos, nos retiraban los teléfonos celulares para no tomarles fotos, no me entregaban las nóminas, el padrón de proveedores”, rememoró la actual aspirante. “He sufrido violencia por parte de estas personas, amenazaron a mj familia, se atrevieron a amenazar a mis hijos y no solamente eso, y no solamente eso, parte del ayuntamiento decidieron que me violentaba”, puntualizó.

Falta tan solo un mes para la elección del 6 de junio, el intento de reelección de Pèrez Cabrera se convirtió en un laberinto, en el que aún no encuentra la salida.

Impugna Movimiento Ciudadano candidatura de William Pérez Cabrera

Movimiento Ciudadano impugnó ante el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Yucatán (IEPAC) la candidatura de William Román Pérez Cabrera, por haber mentido ante la autoridad electoral al omitir que como presidente municipal de Kanasín incurrió en violencia política de género, según sentencia firme de autoridad jurisdiccional.

La reiterada conducta agresora de Pérez Cabrera y otras autoridades municipales de Kanasín fue sancionada por el más alto tribunal electoral del país, y resuelta en fallo públicamente conocido, cuyo incumplimiento generó incluso otro juicio.

El representante propietario de Movimiento Ciudadano ante al Consejo General del IEPAC, Sergio Cuevas González, presentó la impugnación en el Consejo Municipal Electoral de Kanasín, y solicitó se turne al Consejo General para su conocimiento y resolución.

Asimismo, Movimiento Ciudadano solicitó se dé vista a la Fiscalía General del Estado por la probable comisión de los delitos que resulten por la falsedad de declaraciones ante autoridad distinta de la judicial por parte de William Román Pérez Cabrera, en agravio de la sociedad yucateca.

El orden de Kanasín impidió que se dejara al descubierto las irregularidades en el proceso de vacunación

El proceso de vacunación en Kanasín comenzó en absoluta normalidad pese al escenario adverso que se pronosticaba horas antes en el municipio que colinda con la ciudad de Mérida. Esto al tomar en cuenta que hasta en horas de  la mañana de este mismo miércoles, los ciudadanos desconocían cómo iba a ser  el proceso de inmunización, además que el registro en línea por parte del Gobierno Federal no fue tomado en cuenta en los centros de salud habilitados para tal fin. En Kanasín, el civismo de los ciudadanos superó esas fallas y los adultos mayores vivieron una jornada tranquila para recibir la primera dosis del laboratorio de Sinovac.

 Rosa Novelo se enteró del inicio de vacunación gracias a un familiar. “Por un sobrino que le dijo a mi hermana de que estaban vacunando y bueno vinimos. Mi hermana si estaba registrada, yo no”, confesó esta habitante del municipio Por su parte, Daniela Camal Narváez aseguró que corrió con suerte en la jornada. “Yo me vine averiguar porque me dijeron que iban a vacunar en tres lugares acá en Kanasín pero yo vine a checar y pregunté y me dijeron que están vacunando y me atendieron”, comentó a las puertas del Centro de Salud.

Una situación similar ocurrió con Clara Elena Marrufo Bohorquez, quien sí llegó a inscribirse pero sin retroalimentación. “Yo me enteré porque una amiga de mi hija le preguntó si ya me trajeron porque no sabemos nada”, declaró la yucateca. “Hasta anoche estaba yo viendo mi celular y yo no vi nada, entonces yo no sabía nada y así fue que nos enteramos porque ni mi vecina sí lo sabía”, remató.

Saúl Aguilar llevó a su abuela al centro de vacunación. También confesó que no cumplieron con el registro en línea, pero aclaró que le bastó con la credencial de elector. “Les piden  su IFE (INE), llenar dos hojas en las que les piden el nombre completo de la persona, CURP”, resumió el nieto de la beneficiada.

Vecinos del Fraccionamiento las Palmas viven entre goteras y maltratos

Una entrada que invita a pasar con palmeras y piedras forma parte del escenario de bienvenida para el Fraccionamiento Las Palmas. Sin embargo, los habitantes de este nuevo complejo residencial ya no viven ese espejismo de la entrada tras haber comprado sus patrimonios. La mayoría de los propietarios vienen de la Ciudad de México y terminaron en ese complejo habitacional en busca de la publicitada paz de Yucatán.

María Eugenia Aguilar accedió a un crédito del INFONAVIT para vivir en un lugar tranquila con sus hijos, pero alega que para su mala fortuna, eligió el referido fraccionamiento en una feria de la vivienda. “Mi vida en la blanca Mérida si porque es una ciudad tranquila, es una ciudad bonita la tranquilidad donde mis hijos puedan salir, el problema es mi casa”, dijo la ciudadana proveniente de la capital de la República.” Estoy decepcionada de haber comprado una casa con todas las expectativas que me prometieron, no estoy arrepentida de haber venido a Yucatán”, agregó.

Esta académica universitaria dio a conocer la serie de irregularidades que hay en el interior de su casa que ocupó hace apenas cinco meses. ”Se me mete el agua por el techo, por las paredes, por las ventanas, por las puertas, ya me inundé, ya está mi casa toda humedecida, he sido objeto de agresión, agredieron a mi hijo menor de edad., verbalmente y está amenazado”, relató Aguilar.

Los trabajadores protagonizaron una protesta en el interior del fraccionamiento para dar a conocer los problemas que tienen en el interior de sus hogares. Sus quejas estuvieron orientadas hacia la constructora Hogares Unión. “Pagamos cierta cantidad la mía me costó cerca de 570 mil pesos porque venía todo equipado y no es funcional, tiene muchas deficiencias y yo hablé personalmente que fue el arquitecto Don Alberto, muy amable, él ha tratado de solucionar esos problemas pero siento que no tiene el apoyo”, dijo mientras mostraba los desperfectos de una casa y los rastros de humedad en la fachada.

Por su parte, María Guadalupe del Prado Sánchez vino a Yucatán para estar cerca de su hijo. También es educadora y está cerca de obtener su jubilación. El Fraccionamiento Las Palmas formaba parte de su retiro, pero ahora, externa su frustración por la situación. “Lo puedo invitar a mi baño, está todo negro, está negro como los baños públicos que no se le da mantenimiento, así esta mi baño y se los dije y me dijeron no, eso es de mantenimiento y les respondí que les voy a dar de mantenimiento, ¿voy a construir mi casa otra vez?, exclamó la docente de más de 60 años de edad.

Los vecinos también alegaron que son víctimas de maltratos por parte de los empleados de la constructora, que incluyen campañas de intimidación. Incluso, la prensa pudo entrar al Fraccionamiento por la intervención de los vecinos y el personal de seguridad buscó tomar fotos a los vehículos y a los reporteros de los medios de comunicación.