Demuestran que sí hay camas en Yucatán

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Tras abrir las puertas del Centro de Convenciones Siglo XXI y exhibir las 490 camas del lugar, el Gobernador Mauricio Vila Dosal realizó una visita de supervisión al piso 2 del Hospital Regional Mérida del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste) del Gobierno federal, en donde existen camas sin ser ocupadas hasta el momento y disponibles para atender a pacientes con Coronavirus, en caso de que se requieran. No obstante que es un nosocomio del Gobierno federal, por disposición del Gobernador, se le ha apoyado con insumos, ventiladores, monitores y equipos de protección personal ante esta contingencia sanitaria.

Junto con el titular de la Secretaría de Salud de Yucatán (SSY), Mauricio Sauri Vivas y el director de este nosocomio, Paulo Flores Salazar, Vila Dosal recorrió este piso de dicho hospital, ubicado en la colonia Pensiones de esta ciudad, en donde las camas están equipadas con ventiladores, monitores y gases medicinales.

 Durante la visita del Gobernador por este lugar, se explicó que como parte del proceso de reconversión hospitalaria se habilitó este piso por completo que, junto con otras áreas del hospital, contempla casi 100 camas para atender a pacientes con Coronavirus y la ocupación es del 45%. Además, se destinó un equipo de Rayos X para realizar radiografías del tórax, así como el espacio de checadores de entrada y salida del personal para vestidores y un elevador exclusivo para la movilización de pacientes con este padecimiento.

Por disposición de Vila Dosal al Issste en Yucatán se le han entregado 10 ventiladores, termómetros conocidos como “Infrarrojo de pistola”, con los que el personal médico podrá medir la temperatura corporal del paciente de forma segura, sin realizar contacto, así como 340 kits de protección clínico desechables conformados por una bata clínica, un gorro clínico, un par de zapatos quirúrgicos y cubrebocas de triple capa. Recientemente también se le otorgó a este instituto del Gobierno federal 10 monitores y 500 cubrebocas.

Anteriormente, Vila Dosal había visitado el Hospital Regional de Alta Especialidad, donde también se habilitó el piso tres del nosocomio con cien camas más para pacientes COVID-19.

A continuación, la relación de camas de hospitales en la entidad de las zonas reconvertidas y las que se usan para otras patologías tanto en el sector público como en el privado: