Lunes decisivo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Se espera que en el transcurso de este lunes, el Secretario de Salud, Mauricio Sauri Vivas o el propio gobernador de Yucatán, Mauricio Vila Dosal, realicen nuevos anuncios con relación a la pandemia por el coronavirus o sencillamente se cumpla con la profecía promulgada por el Sub-Secretario de Prevención y Promoción de la Salud Pública, Hugo López Gatell, y que Yucatán regrese al color rojo del semáforo epidemiológico.

El panorama de Yucatán no es optimista. Pareciera que la situación está lejos de mejorar con el paso de los días, al contrario, se torna más complicada aún. En menos de cinco meses, al tomar en cuenta que el primer caso en el estado se registró el pasado 13 de marzo, en la entidad casi ocho mil personas se han contagiado con el COVID-19 y más de mil doscientas personas han fallecido por esta misma causa. Números que pudieran resultar preocupantes al tomar en cuenta el periodo de tiempo y al ser una población de escasos dos millones de personas.

Tan sólo el pasado fin de semana, previo a este lunes en el que el Gobierno del Estado ha vaticinado un posible regreso al color rojo del semáforo, las estadísticas tuvieron ese mismo color. El domingo se registraron 215 nuevos casos y 30 fallecimientos. Mientras que el sábado, incluso fue peor, con algunos casos rezagados del Instituto Mexicano del Seguro Social fueron 456 los nuevos casos con otras 32 defunciones.

Respuesta del ejecutivo

Ante esta situación, el ejecutivo estatal anunció cambios en las reglas de operaciones del Hospital Temporal del Centro de Convenciones Siglo XXI, donde reposan casi 500 camas para la atención de personas con COVID-19.  “Con el objetivo de desahogar la ocupación de camas en los hospitales públicos estatales y federales, se cambió el criterio de admisión, por lo que ahora el hospital temporal del Centro de Convenciones Siglo XXI recibirá a pacientes con Coronavirus en fase intermedia sin comorbilidades y con comorbilidades controladas. El mecanismo es el mismo, es decir, de hospital a hospital. Los traslados permanecen sin cambio, por lo que los pacientes deben ser trasladados en ambulancia provenientes de alguno de los hospitales públicos estatales o federales”, aseguró Sauri Vivas.

En un comunicado, la Secretaría de Salud de Yucatán, informó que han ocupado 109 camas de este espacio ubicado en el norte de la ciudad de Mérida, pero al tiempo, dio a conocer que 79 personas se terminaron de recuperar en este Hospital Provisional y ya fueron dados de alta.

Entre quejas y aumento de casos en los hospitales

Yucatán tiene aproximadamente dos semanas con aumento constante de casos de coronavirus. Este repunte ha desencadenado una serie de denuncias por los propios trabajadores de los hospitales.

Trabajador del ISSSTE muestra el estado de las batas médicas

Por ejemplo, en el Hospital Regional del ISSSTE de Pensiones, los empleados divulgaron desde el anonimato fallas en el proceso de reconversión y mal estado de los equipos de protección ante el coronavirus.

Trabajador del HRAEPY denuncia escasez de medicamentos desde el interior del Hospital de Altabrisa

En paralelo, los trabajadores del Hospital Regional de Alta Especialidad de la Península de Yucatán, acusaron escasez de medicinas ante la extensión de la pandemia. Una denuncia que fue respondida por el propio director del nosocomio, Alfredo Medina Ocampo, quien no desmintió el faltante de algunos medicamentos, pero insistió que fueron reemplazados por otros con el mismo efecto.

Hoy es lunes, inicio de semana, y de decisiones importantes ante una pandemia que “pica y se extiende”.