El COVID-19 podría generar pérdidas de más de 30 mil millones de pesos en Yucatán

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Aún sigue la discusión en el Congreso del Estado por la solicitud del ejecutivo de Yucatán de un nuevo empréstito de 1728 millones de pesos. De acuerdo con el Gobierno, este monto solicitado tiene como intención reactivar la economía en la entidad, especialmente el sector de obras públicas.

En este sentido, el tema obligó la reaparición del Secretario de Fomento Económico y del Trabajo, Ernesto Herrera Novelo, quien esbozó un escenario que podría insertarse en las páginas del capítulo del apocalipsis de la biblia. En su participación con los diputados estatales a través de una video conferencia, Herrera Novelo explicó la distribución del dinero que está hacindo el ejecutivo, al extender el techo presupuestal en mil quinientos millones (Ya autorizados por el Legislativo local) y el nuevo crédito que solicitan. “Los mil quinientos millones de pesos para el primer semestre de este 2020 van a seguir como contención con todos los problemas relacionados con el empleo, la salud y la reactivación económica para el segundo semestre es que entra el rubro de los 1728 millones de pesos”, explicó el titular de la SEFOET.

Sin embargo, en sus palabras, aclaró que podría ocurrir si el Congreso no activa ese segundo crédito. “Si nosotros no hacemos la parte que nos corresponde se espera de una caída del Producto Interno Bruto entre el 7 y el 13 por ciento;  y como consecuencia de estos , la pérdida de 50 mil y 79 mil empleos directos. ¿Cuáles son los sectores más afectados? El de la manufactura y de la construcción que son los que tienen mayor incidencia en el Producto Interno Bruto”, aseveró Herrera Novelo, quien fue uno de los secretarios que repitió en el cargo en la transición entre Rolando Zapata Bello y Mauricio Vila Dosal.

Incluso, el miembro del ejecutivo estatal indicó que la pérdida económica en el estado, podría equipararse con el presupuesto anual del estado. “Cada caída de un uno por ciento en el PIB representa 2,600 millones de pesos menos para el estado que deja de moverse, si se dan estas pérdida. Estaremos hablando que en el escenario del 7 por ciento, sería de 18 mil millones de pesos, si nos vamos al trece, sería de 33 mil millones de pesos que sería muy cercano al presupuesto anual del estado”, remató.

Herrera Novelo proyectó que más de 70 mil puestos de trabajo se pueden perder por la contracción económica del estado. “Nos muestra la licenciada Norma Gabriela López Castañeda que son datos del Seguro Social de lo que ya está pasando en donde se ve que hay de baja en el IMSS aproximadamente en el sector construcción menos 9 mil 26 empleos”, concluyó el Secretario de Fomento Económico y del Trabajo.