Las 5 fake news del Coronavirus

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Con más de 630 decesos confirmados, el Coronavirus de Wuhan se extiende de manera alarmante en todo el mundo. Para quienes han vivido de cerca es una tragedia, otros lo vemos lejano pero con cautela.

Sin embargo hay un tercer grupo que parece no dimensionar el asunto y abona en aras de crear más confusión y especulaciones, que hace -al final de cuentas- que nos distraigamos de lo realmente importante: estar informados para protegernos de una epidemia con visos de pandemia y que ha hecho del inicio de este 2020 un verdadero caos.

Pero como todo virus, infecta a todo lo que hay alrededor, y ahí entran las redes sociales que -para bien o para mal- se convierten en difusoras de contenido. Cuando el contenido es no verificado y pernicioso, entramos en el campo de las denominadas “fake news”

Seguramente haya leído “en el feis” cierta nota del mercado de Wuhan al cual se le atribuyó de inicio el brote, sin dudas sus condiciones altamente insalubres daban a pensar lo peor. De ahí adelante se desataron las más increíbles historias alrededor de esta enfermedad, desde conspiración hasta dudosos consejos de salud.

A continuación las 5 desmentidas sobre el Coronavirus por el equipo de BBC Monitoring .

1. Sopa de murciélago

Los asiáticos son conocidos por sus extravagantes gustos en la comida, de allí que muchos rápidamente creyeran que el origen del virus estaba allí. Y aunque esto no ha sido confirmado, todos los que han visto el video de la influencer Mengyun Wang acusan al mamífero chiroptera, mejor conocido como murciélago como principal causante del brote.

En el video, que no es reciente, se muestra a una mujer china sonriente, sosteniendo un murciélago cocido ante la cámara y diciendo que sabe “a carne de pollo”.

No lo creas, ¡es fake news!

El video causó indignación en internet, de allí que la popular blogger y presentadora tuviera que aclarar que fue grabado en 2016 durante un viaje a Palau, un archipiélago en el océano Pacífico occidental.

“Solo estaba tratando de presentar la vida de la gente local”, dijo Mengyun entre disculpas.

La “enfermera de Wuhan”

Todos tenemos un amigo que tiene un primo, cuya tía es hermana de quien está en el lugar de los hechos. Así, como de la vida misma, surgieron los videos de una enfermera y de un médico que están en uno de los hospitales de la provincia de Hubei, donde se atiende a contagiados con el coronavirus.

El morbo nos carcome y era inevitable ver los videos, también para otros fue “necesario” compartirlos para que todos supieran la verdad. Así las cosas, los audiovisuales acumularon millones de visitas hasta que fueron bajados de internet.

No lo creas, ¡es fake news!

El más popular fue el una persona conocida como 0000, que fue subtitulado en inglés y coreano. Según la mujer, a quien se le atribuyó el oficio de enfermera, en ese momento eran más de 90 mil los afectados.

También señala que el virus tiene una “segunda mutación”, que puede infectar hasta 14 personas, sin embargo la estimación preliminar de la Organización Mundial de la Salud es que la cantidad de infecciones que puede causar un individuo portador del virus es de 1,4 a 2,5.

La principal sospecha es que su traje y máscara de protección no coincide con los que se usan en los centros de atención a enfermos. Si bien puede ser una persona que opina al respecto, estas afirmaciones parecieran no tener fundamento.

3. Un virus “planeado”

El virus 2019-nCoV ha dado pie a teorías conspirativas sobre el supuesto origen provocado del brote, por oscuros motivos económicos o políticos, que carecen de base científica.

La “develación” fue hecha a raíz del primer caso del coronavirus detectado en Estados Unidos, el 20 de enero pasado, cuando comenzaron a circular en Twitter y Facebook varios documentos que sugieren que los expertos han estado al tanto del virus durante años.

El principal impulsor de esta teoría es el youtuber Jordan Sather, quien en un largo “hilo” de Twitter acusa a un instituto de Reino Unido de presentar la patente del virus en 2015, la cual habría sido concedida en 2018.

Como era de esperarse, la versión ganó numerosos adeptos en los grupos antivacunas y teóricos de la conspiración.

Sather señaló abiertamente a la Fundación Bill y Melinda Gates, que financia al Instituto Pirbright en Surrey, Reino Unido. Sin embargo se ha aclarado que esta patente, la número 10130701, no tiene nada que ver con el brote de Wuhan.

Según ha precisado la propia institución, Pirbright no trabaja con coronavirus humanos y sus investigadores ni siquiera han desarrollado todavía la vacuna contra infecciones respiratorias en aves para la que solicitaron la patente 10130701.

Así las cosas, hasta que no se demuestre lo contrario, se trata simple y llanamente de tesis conspiranóicas que no tienen basamentos para afirmar que el virus del brote actual se ha fabricado deliberadamente para atraer fondos para el desarrollo de una vacuna.

https://twitter.com/Jordan_Sather_/status/1219795721286586368?s=20
No lo creas, ¡es fake news!

En cuanto a las especulaciones sobre la Fundación Bill y Melinda Gates, la portavoz de Pirbright, Teresa Maughan, dijo a Buzzfeed News que el trabajo del instituto con el virus de la bronquitis infecciosa no fue financiado por esta fundación.

4. Conspiraciones de “armas biológicas”

Otra afirmación sin fundamento que se ha vuelto viral en línea sugiere que el virus era parte del “programa de armas biológicas encubiertas” de China y que podría haberse filtrado del Instituto de Virología de Wuhan.

Muchos mencionan dos artículos ampliamente compartidos del diario Washington Times que citan a un exagente de inteligencia militar israelí.

Sin embargo, no se proporciona evidencia para tal afirmación en los dos artículos, y se cita a la fuente israelí diciendo que “hasta ahora no hay evidencia o indicación” que sugiera que hubo una filtración.

No lo creas, ¡es fake news!

El diario The Daily Star publicó un artículo similar la semana pasada, alegando que el virus podría “haber comenzado en un laboratorio secreto”.

Sin embargo, desde entonces ha modificado el artículo para reflejar que no hay evidencia para hacer la afirmación.

La BBC contactó al Washington Times para recibir comentarios, pero no hubo respuesta.

5. “Equipo de espías”

Otra publicación vincula la aparición del virus con la suspensión de una investigadora del Laboratorio Nacional de Microbiología de Canadá.

La viróloga Xiangguo Qiu, su esposo y algunos de sus estudiantes de China fueron suspendidos del laboratorio luego de una posible “violación de la política”, según un reporte de la televisora pública canadiense CBC.

Pero la policía le dijo a CBC News que “no había amenaza para la seguridad pública”.

Instituto virológico nivel 4, único en América del Norte

Otra publicación dice que Qiu visitó el Laboratorio Nacional de Bioseguridad de Wuhan, de la Academia de Ciencias de China, cuatro veces en los últimos dos años.

Un mensaje que fue retuiteado 12.000 veces y recibió 13.000 me gusta afirmaba sin pruebas que Qiu y su esposo eran un “equipo de espías” que había enviado “patógenos a las instalaciones de Wuhan”, y que el marido “se especializó en la investigación de coronavirus”.

Ninguna de las tres afirmaciones se puede encontrar en los dos reportes de la CBC y los términos “coronavirus” y “espía” no aparecen ni una sola vez.

CBC ha informado desde entonces que estas afirmaciones son infundadas.