En medio de la pandemia, López Obrador arremete contra los medios

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

En este jueves santo, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador desvió el tema del coronavirus para adentrarse en el tema que domina y en el que se siente en su salsa: la política y los medios.

Al recordar que la mañanera se ha convertido en una rueda de prensa para hablar sobre el COVID-19, también hizo referencia que la rueda de prensa de las 7:00 pm con el sub-Secretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López Gatell, a la cual definió como un evento muy  técnico, científico y que dice la verdad. Al tiempo, reiteró sus plegarias en contra de los medios de comunicación y las informaciones que han publicado en los últimos días con relación al coronavirus.

El diario El Universal y Reforma fueron de nueva cuenta los objetivos del líder de la cuarta transformación. “Por más campaña amarillista, no pasarán, no volverán, no van a poder”, dijo AMLO en el Palacio Nacional. “Quieren que vuelva el otro sistema, el de la corrupción, pero no va a suceder”, reiteró el Jefe de Estado.

“Serían capaces si se complican las cosas y toco madera, pero no, no va a suceder”, esbozó en la mañanera de este jueves al asegurar que hay personas en los medios de comunicación que quieren que la pandemia afecte considerablemente a México y al gobierno que encabeza.

En sus palabras, arremetió contra los dueños de los medios de comunicación, articulistas, los que opinan y hasta los reporteros. ”Ahí están con guantes, cubrebocas, guantes de cocina, entrevistando” describió el mandatario nacional.

“Tenemos la colaboración de otros gobiernos. No hay un país que hable mal de México, hay solidaridad. Tenemos las camas que necesitan, los respiradores y vamos a tener más”, agregó López Obrador mientras que los periodistas levantaban las manos para intervenir en el evento que se repite a diario en el Palacio Nacional. “Vamos a tener ocho mil camas. Hasta ayer teníamos sólo a 111 enfermos en terapia intensiva y vamos a tener ocho mil camas”, dijo.

“Lo digo para el pueblo, no para los conservadores”, sentenció.