El laberinto sin salida de William Pérez

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Desde el primer día de la administración municipal de Kanasín 2018-2021, el alcalde William Pérez Cabrera fue objeto de críticas por parte de los habitantes de este municipio. Pasó el tiempo, y la lluvia de comentarios negativos hacia la administración no cesó, al contrario, se fueron incrementando. Hoy, el alcalde no podrá ir por la reelección debido a que el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Yucatán aprobó el recurso de amparo al tener una investigación abierta por acoso laboral y por razón de género.

Baches, inseguridad, desorden, limpieza son las denuncias más repetidas en contra de la administración de Pérez Cabrera. El primer edil remodeló y pintó la fachada del Palacio Municipal, siendo esa una de las principales acciones que ha hecho la actual administración. Al acercarse las elecciones, empezaron las denuncias de supuestas copias a las credenciales de electores de los habitantes y de utilizar a los mototaxistas para tal fin.

Denuncia de acoso laboral

La supuesta víctima del alcalde de Kanasì fue su sindica municipal Xochitl Delgado Caballero, quien calificó que la resolución del ente electoral fue un acto de justicia.  “El municipio está levantando la voz. Los Kanasinenses, ustedes los verán en redes sociales ya no queremos más corrupción aquí en nuestro municipio, ya no queremos más violentadores”, dijo Delgado Caballero quien luego de ese episodio se convirtió en la candidata para dirigir al municipio por el partido Movimiento Ciudadano.

Para hablar de la suspensión del IEPAC,  la también candidata por el partido Movimiento Ciudadano recordó como inició la violencia que ella denuncia, toda vez que le pidió al alcalde Pérez Cabrera las actas de cabildo, el padrón de nóminas y las licitaciones para los contratos. “Al querer hacer mi trabajo y pedir la documentación que me exige la ley, me encuentro con una serie de violaciones a mis derechos políticos electorales y se me niega lo que son las actas del cabildo, no nos dejaban ingresar con teléfonos, nos retiraban los teléfonos celulares para no tomarles fotos, no me entregaban las nóminas, el padrón de proveedores”, rememoró la actual aspirante. “He sufrido violencia por parte de estas personas, amenazaron a mj familia, se atrevieron a amenazar a mis hijos y no solamente eso, y no solamente eso, parte del ayuntamiento decidieron que me violentaba”, puntualizó.

Falta tan solo un mes para la elección del 6 de junio, el intento de reelección de Pèrez Cabrera se convirtió en un laberinto, en el que aún no encuentra la salida.