El orden de Kanasín impidió que se dejara al descubierto las irregularidades en el proceso de vacunación

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

El proceso de vacunación en Kanasín comenzó en absoluta normalidad pese al escenario adverso que se pronosticaba horas antes en el municipio que colinda con la ciudad de Mérida. Esto al tomar en cuenta que hasta en horas de  la mañana de este mismo miércoles, los ciudadanos desconocían cómo iba a ser  el proceso de inmunización, además que el registro en línea por parte del Gobierno Federal no fue tomado en cuenta en los centros de salud habilitados para tal fin. En Kanasín, el civismo de los ciudadanos superó esas fallas y los adultos mayores vivieron una jornada tranquila para recibir la primera dosis del laboratorio de Sinovac.

 Rosa Novelo se enteró del inicio de vacunación gracias a un familiar. “Por un sobrino que le dijo a mi hermana de que estaban vacunando y bueno vinimos. Mi hermana si estaba registrada, yo no”, confesó esta habitante del municipio Por su parte, Daniela Camal Narváez aseguró que corrió con suerte en la jornada. “Yo me vine averiguar porque me dijeron que iban a vacunar en tres lugares acá en Kanasín pero yo vine a checar y pregunté y me dijeron que están vacunando y me atendieron”, comentó a las puertas del Centro de Salud.

Una situación similar ocurrió con Clara Elena Marrufo Bohorquez, quien sí llegó a inscribirse pero sin retroalimentación. “Yo me enteré porque una amiga de mi hija le preguntó si ya me trajeron porque no sabemos nada”, declaró la yucateca. “Hasta anoche estaba yo viendo mi celular y yo no vi nada, entonces yo no sabía nada y así fue que nos enteramos porque ni mi vecina sí lo sabía”, remató.

Saúl Aguilar llevó a su abuela al centro de vacunación. También confesó que no cumplieron con el registro en línea, pero aclaró que le bastó con la credencial de elector. “Les piden  su IFE (INE), llenar dos hojas en las que les piden el nombre completo de la persona, CURP”, resumió el nieto de la beneficiada.