Con una solicitud de “permiso” a los mayas, inició construcción del nuevo consulado de Estados Unidos en Mérida

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Con un ritual maya, inició la construcción del nuevo consulado de Estados Unidos para la península de Yucatán y que estará ubicado en Vía Montejo en el norte de la ciudad de Mérida. El gobernador de la entidad, Mauricio Vila Dosal, destacó la importancia del inicio de esta obra para apuntalar la reactivación económica.

 “El inicio de esta construcción y la inversión importante que representa a nosotros los yucatecos nos da animo para seguir trabajando para salir adelante lo más pronto en esta reactivación económica. Además, esta obra también se complemente con otras que se están realizando aquí en Vía Montejo con inversiones de más de 4 mil 500 millones de pesos”, dijo Vila Dosal ante Courtney Bale, cónsul de la nación del norte para la Península Yucateca.

Vila Dosal recordó que en Vía Montejo no sólo se va a construir la nueva sede diplomática del vecino país del norte, sino también una segunda torre corporativa y la edificación de un hotel cuatro estrellas. “En este consulado se estiman inversiones de más de 150 millones de dólares que son mas de tres mil millones de pesos que se va a estar generando entre empleos y directos más de mil. Déjame decirte Courtney que estamos muy contentos con la construcción de los consulados”, agregó el mandatario yucateco.

Vila Dosal agregó que el aporte del consulado de Estados Unidos ha sido importante para el clima de tranquilidad que impera en Yucatán a través de cursos de capacitación en la Fiscalía General del Estado. “Este inicio de obra de este histórico consulado es muestra de nuestro trabajo coordinado y que hemos puesto especial atención para generar un clima de seguridad para ser un referente en la península así como en todo el país. Y que son muy necesarios para poder recuperar nuestra economía”, apuntó.

A la ceremonia de inicio también asistieron, el alcalde de la ciudad de Mérida, Renán Barrera Concha y representantes de los gobiernos de Campeche y Quintana Roo.