El centro de Mérida cambió su operatividad para disminuir los contagios de COVID-19

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Sin mayores contratiempos y con orden, comenzaron a funcionar desde la mañana de este domingo las nuevas zonas de ascenso y descenso del transporte público de pasajeros en el Centro Histórico de Mérida, como parte de la puesta en marcha del Plan de Mejora a la Movilidad Urbana en esta zona de la ciudad, cuyo objetivo es reducir posibles contagios de Coronavirus y procurar la salud y seguridad de los yucatecos que día con día usan el servicio.

 Desde temprana hora, quienes por razones de trabajo o necesidad requirieron trasladarse de un punto a otro utilizando los camiones que cubren las diferentes rutas se percataron de que el servicio opera con mayor agilidad, pues también se dispusieron de medidas viales para ello, y se redujeron los tiempos de trayecto.

Personal del Instituto de Movilidad y Desarrollo Urbano Territorial (IMDUT) se encarga de verificar que los operadores de las unidades pertenecientes a las diferentes empresas camioneras que prestan el servicio de transporta cumplan con las nuevas disposiciones, que comenzaron aplicarse este día

Respuesta favorable

Usuarios del transporte público en Mérida respondieron de manera positiva y favorable a las nuevas zonas de ascenso y descenso del servicio, así como a las otras modificaciones a la movilidad incluidas en el Plan de Mejora a la Movilidad Urbana para el Centro Histórico de esta ciudad, las cuales les fueron informadas con anticipación y comenzaron a aplicarse este domingo.

 Pasajeros de las diferentes rutas destacaron que, con estas nuevas medidas implementadas en calles y vialidades del Centro Histórico, la movilidad es más fluida, pero, sobre todo, contribuye a reducir los riesgos de contagio de Coronavirus entre quienes acuden a esta zona de la capital yucateca. 

 En el mismo sentido, otros usuarios afirmaron sentirse más seguros al viajar, ya que al no permitir que haya gente parada en los pasillos y con la instalación de barreras plásticas se contribuye a proteger la salud de todos.