El paso deprimido pasó la prueba de las lluvias

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Aunque se trate de agua, el paso deprimido en el norte de Mérida pasó una prueba de fuego. Esto, luego que el paso a desnivel que se encuentra sobre circuito colonia no se inundara pese a la intensa precipitación que cayó sobre la capital yucateca el pasado lunes.

El alcalde de la ciudad, Renán Barrera Concha, externó su beneplácito tras comprobarse la efectividad de los trabajos que ha hecho el ayuntamiento en la referida arteria vial que se encuentra entre Circuito Colonias y la Avenida Prolongación de Paseo de Montejo. “Pues si como ustedes saben estas lluvias caen de sorpresa y nos desquician por supuesto la vida normal pero afortunadamente paso la prueba con el reporte que tenemos”, dijo el primer edil de la capital yucateca.

Pese a las lluvias del pasado lunes y también las esparcidas precipitaciones que se registraron también el martes, el paso deprimido no mostró anegación alguna, al contrario, el flujo vehicular no se interrumpió en medio del mal tiempo y en el proceso de reactivación económica.  

Barrera Concha explicó que con los trabajos que hicieron en este punto de la ciudad de Mérida, la arteria vial cuenta con un sistema que es capaz de extraer una gran cantidad de líquido en caso de que se registren lluvias intensas como la que cayó a principios de esta semana.”Los cambios ya se hicieron ahorita que se hizo la modificación donde se pusieron bombas de mayor capacidad y mayor frecuencia de bombeo para que se pueda tener precisamente mayor capacidad para extraer agua que la cantidad de agua que cae”, explicó el presidente municipal.

Ante este escenario favorable, Barrera Concha agregó que por el momento no se contempla ninguna intervención adicional en el paso a desnivel.