El verbo “Morenizar” comenzó a conjugarse en el 2014

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

“Los partidos políticos triunfan o son destruidos por sus conductores. Cuando un partido político se viene abajo, no es el partido político quien tiene la culpa, sino el conductor”.

Juan Domingo Perón

Hace tan sólo cinco años, ni más ni menos, estaba Miguel Candila Noh caminando por los municipios del interior del estado de Yucatán junto con otros dos camaradas (Termino utilizado principalmente por los izquierdistas, aunque verdaderamente no se le escucha al hoy diputado  del Congreso de Yucatán en sus declaraciones). El calendario marcaba que era el 2014, dos años después, que el insistente candidato Andrés Manuel López Obrador terminara en el segundo lugar en las elecciones presidenciales bajo los colores del partido de la Revolución Democrática.

Candila Noh y sus camaradas repartían volantes en los lugares donde levantaban los andamios para improvisar una tarima. Luego, llegaba López Obrador, quien recientemente había fundado en Ciudad de México la asociación civil denominada “Movimiento de Regeneración Nacional” que luego dio paso al partido político Morena. El candidato de los años 2006 y 2012 hablaba por un micrófono ante un nutrido grupo de personas pero no masivo. Tras finalizar el discurso, los cómplices del hoy presidente de la República,  viajaban a otro municipios mientras que otros tomaban la bocina, los tubos, la tarima para continuar la gira del dirigente político. Por jornada, tenían el objetivo de recorrer al menos tres municipios de Yucatán.

El hoy diputado recuerda esos días. En Yucatán, Morena era tan solo una asociación civil. El país todavía estaba bajo el impacto del regreso del PRI al Gobierno Federal con Enrique Peña Nieto. En política, la derrota electoral representa la cruz del candidato y López Obrador ya había perdido en el año 2006 y 2012. “Andrés Manuel nunca iba a ganar con el PRD porque a ellos no le interesaba que ganara, ellos tenían otros objetivos”, asegura el legislador local al recordar esos días.

El diputado que representa al distrito tres local al mirar el pasado, hace la remembranza de las largas caminatas en la entidad. “Íbamos  por las comisarías, por los pueblos, por cada uno de los pueblos con la intención de –morenizar- a los ciudadanos, suelta el legislador en medio de su relato al mostrar exaltación por ser parte de los inicios de la cuarta transformación en uno de los tres estados de la península yucateca. “Morenizar era convencer a los ciudadanos a que se inscribieran al partido que en ese momento aún era una sociedad civil”. “¿Cómo lo hacían?” Se les cuestionó en medio de su historia. “Les comentamos que venía un cambio en el país, que iban a llegar los apoyos a los productores del campo, a los adultos mayores, a todo aquel que lo necesite, tal como está ocurriendo en la actualidad”, dijo.

El coordinador de los diputados en el Congreso de Yucatán tuvo un pasado en los otros partidos tradicionales. “Para ese momento el estado era priista y el partido que le hacía más oposición era Acción Nacional y llegué a simpatizar por el PAN”, recordó el político. “Pero al ganar este partido en Yucatán con Patricio Patrón Laviada nos dimos cuenta que era más de lo mismo. Con el tiempo seguí al PRD pero ese partido está marcado por la corrupción”, sentenció Candila Noh.  

Se identifica como un fundador de Morena en Yucatán junto con otros compañeros como Roger Aguilar Salazar. “Fue mi compañero de lucha, caminamos muchos kilómetros juntos”, rememora.

Miguel Candila Noh es el coordinador de la Fracción de Morena en el Congreso de Yucatán. Cortesía Congreso de Yucatán

Candila Noh incursionó en la vida pública al encabezar una protesta para defender al director de la escuela secundaria Federal número 2, el cual había sido destituido “injustamente” por la Secretaría de Educación Pública. A partir de ese momento siempre jugó el papel de “opositor” al poder en el estado de Yucatán. El meridano estaba en la banqueta de la oposición, adversar al gobierno estatal y federal que por muchos años estuvo bajo los colores del Partido Revolucionario Institucional. Ahora, está en el otro bando, aunque el ejecutivo de Yucatán es azul, el legislador se viste de rojo granate, de Morena, y defiende la causa de Andrés Manuel López Obrador.”Esa ayuda al pueblo, que le lleguen los recursos, ahora que estoy en esta posición se me hace un poco más fácil hacer que se haga efectivo”, esboza con un tono timorato. “Me da mucho gusto estar aquí para apoyar las iniciativas que han mandado desde el Senado y la Cámara de Diputados”, agregó.       

El ascenso trepidante de Morena y el futuro.

La transformación de Morena como Asociación Civil a partido político se inició en el año 2014, tal como lo refleja el inicio de estas líneas. Cinco año después, este partido fundado por López Obrador ocupa el Palacio Nacional. En Yucatán, este partido tiene cuatro diputados de los 25 que conforman la sexagésima segunda legislatura y  con tres presidentes municipales. “En el caso de Valladolid repetimos. Era un municipio que era un desastre y sí logramos un verdadero cambio, pero un cambio de verdad”,  aseveró Candila Noh, quien ve el futuro con mucho optimismo dentro de su lógica partidista. Ese futuro, de acuerdo con sus palabras, es el año 2021, cuando los ciudadanos vuelvan a elegir a alcaldes, diputados federales y locales. “Van haber muchos cambios, la gente se va a dar cuenta de que Morena es una opción verdadera”, terció.

Al hablar del 2024, el diputado encargado de “morenizar” a los municipios del estado, fue mucho más atrevido. “Morena va a seguir estando en el gobierno. Andrés Manuel va a dejar las bases para el cambio. No va a existir ninguna dependencia  que tenga corrupción. En el 2024, Yucatán puede ser para Morena por los cambios que se van a dar”, remató.