Este muro es la razón del nuevo aeropuerto para la ciudad de Mérida

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Para el gobernador de la entidad, Mauricio Vila Dosal, la construcción de un nuevo aeropuerto para la ciudad de Mérida no sólo representa una nueva terminal aérea. A su juicio, esta edificación estaría abonando beneficios en dos visiones para la ciudad y para el estado: uno, sería una obra  que tendría una vigencia de 30 años o más y segundo, ayudaría a disminuir el rezago social en la capital yucateca.

Esta semana, por primera vez el mandatario yucateco externó su visto bueno a la construcción de la nueva terminal aérea, cuya idea cobró fuerza mientras se discutía uno de los tantos planes del proyecto del Tren Maya.  Un aeropuerto que sería con dinero de la iniciativa privada, aquí no habrían recursos estatales y decirles que nosotros vemos con buenos ojos este proyecto  no porque nuestro aeropuerto no funcione o no porque esté chico o no porque esté feo”, explicó Vila Dosal. “Tenemos un muy buen Aeropuerto en la ciudad de Mérida pero tenemos que empezar a pensar no en la Mérida de los próximos 5 u 8 años, sino en la Mérida de los próximos 30, 40 o 50 años y esa es la infraestructura que tenemos que empezar a pensar”, añadió en un encuentro con empresarios yucatecos.

Asimismo, Vila Dosal agregó otro factor que le brinda relevancia al proyecto de un nuevo Aeropuerto para la capital yucateca, al hacer referencia a  la desigualdad social de la ciudad. “La ganancia que tendría la ciudad de Mérida es porque quitar una barda de seis kilómetros de largo que ha sido el principal factor para que exista de un lado de la ciudad de Mérida, del sur profundo de la ciudad de Mérida, la zona de más alta marginación y que esa barda ha sido el impedimento para la correcta integración de la ciudad”, explicó Vila, quien también fue presidente municipal en el periodo 2015-2018.

Incluso, Vila Dosal asomó un tercer beneficio para la ciudad de Mérida en el caso de contar con un nuevo aeropuerto, el cual sería contar con nuevas hectáreas de terreno para la planificación de esta urbe que experimenta un acelerado proceso de desarrollo. “La ciudad de Mérida estaría ganando 600 hectáreas de terreno dentro de la ciudad con lo cual pudiéramos estar frenando la expansión de la ciudad de Mérida que como ustedes saben es una expansión que se está dando de manera muy rápida que cada vez nos pone más en aprieto, tanto al Ayuntamiento de Mérida como al Gobierno del Estado para poder llevar todos los servicios que se necesita de una ciudad que sigue creciendo de manera horizontal y donde no hay ningún factor que lo limite”, agregó.

Estas declaraciones también llevan a pensar que la nueva términal aérea no estaría en el interior del anillo de periférico. No obstante, el propio gobernador adelantó que nada esto, es información oficial. “Este proyecto del Aeropuerto está avanzando, no es oficial, no es un hecho pero es importante que también lo tengamos todos en el radar”, puntualizó.