“Lo pudo ver como un objeto, no como una persona”

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

El asesinato del joven en la Colonia Leandro Valle ha creado una gran conmoción en la sociedad yucateca. En este sentido, el psicólogo y especialista, Paulino Dzib Aguilar, analizó el caso con la información que ha aparecido en los medios de comunicación y en las redes sociales y señaló que  la sociedad debe identificar los tipos de ilícitos que existen, al especificar que se pueden dar los comunes como robos o narcomenudeo y los de alto impacto como el que se registró en el nor-oriente de la capital yucateca.

 “Afortunadamente aquí en la localidad se dan muy pocos pero causa la conmoción que hasta ahorita nos está causando”, explicó el especialista que se dedica a estudiar la conducta de los criminales. “Esto es que lo tuvo al frente e hizo todo lo que se dice que lo mató, lo despedazó y luego quiso vender las partes de su cuerpo es que ya no veía a su víctima como persona, sino que lo estaba viendo como objeto y esta es una etapa evolutiva de cuando se comete un homicidio de este tipo”, explicó Dzib Aguilar al señalar que el presunto homicida pudo sufrir un efecto que la psicología forense la define como “despersonalización”.

El psicólogo yucateco también especificó que por las características del crimen, el asesino podría presentar un cuadro de trastorno mental, de lo contrario, se trató de un homicidio con un uso desmedido de la fuerza y de violencia descontrolada. “La segunda etapa fue obviamente de persona a persona pero hay un momento de irrupción que lo empieza a ver como un objeto. La segunda etapa del proceso y es importante que sepan esto, nosotros los profesionales ver que esta cambio de personalización es a causa de un trastorno mental o es una actitud violenta de parte de él”, agregó.

El especialista vaticinó que este crimen representará un complejo caso en la corte, toda vez que se deberá aclarar la condición mental del responsable del crimen, quien no podría parar en la cárcel, en el caso de que se trate de una persona con trastornos mentales. “Si tiene un trastorno psicológico  probablemente va a ser imputado y lo van a mandar al Hospital Psiquiátrico pero sí es capaz de tener claridad y no tener un trastorno puede ser sentenciado con la pena máxima”, sentenció.

Por este caso, elementos de la Policía Estatal de Investigación junto con representantes de la Fiscalía General del Estado, detuvieron a Izael D.C, quien fue capturado de nueva cuenta este martes en la Comisaría Chichi Suárez, bajo los cargos de portación de armas e instrumentos prohibidos, ataques a servidores públicos y homicidio calificado.