Ramírez Marín buscará una Mérida “igualitaria”

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Luego de que se corriera el rumor por los cuatro puntos cardinales de Mérida, este miércoles se concretó la noticia: El senador yucateco Jorge Carlos Ramírez Marín es el precandidato para la ciudad de Mérida por el Partido Revolucionario Institucional.

El legislador se presentó en las instalaciones de la “Casa del Pueblo”  en el centro de la capital yucateca, donde lo esperaban antiguos y actuales agentes del priísmo yucateco. Todo esto, mientras los organizadores buscaban mantener las condiciones de seguridad ante la contingencia por el coronavirus.

El político llegó a la sede estatal del partido tricolor a las 12 del mediodía aproximadamente, acompañado por los precandidatos a los distritos dos y tres federal, Gabriela Cejudo y Pablo Gamboa Miner, respectivamente. Rápidamente, se dirigió al centro del escenario para iniciar su discurso, pero antes, hizo la aclaratoria que sólo por esta vez, no iba hablar de Mérida.

“Lo que menos soy y no quiero ser es un político tradicional, no lo acepto y no lo quiero ser”, dijo el precandidato al confesar que había tenido recomendaciones de que no participara en la contienda electoral del próximo seis de junio por los riesgos que implican. “No se trata de calcular beneficios”, apuntó.  “Es demostrar que podemos conducir esta sociedad, no para ser calculo de que va a beneficiarme”, agregó Ramírez Marín.

“El prócer”, tal como es apodado en la arena política, aseguró que atendió el llamado de su partido y de sus seguidores para iniciar esta precandidatura que terminaría convirtiéndose en una candidatura por ocupar el palacio municipal que se encuentra sobre la calle 62. “En tres años los que me necesitan hoy ¿Qué me van a decir?¿ Qué les voy a decir si preferí quedarme sentado?”, preguntó al aire. “Venimos a construir el futuro porque queremos esta ciudad, queremos que sea la ciudad igualitaria que todos merecen”, dijo entre los aplausos.

No hay venganza, ni agravios

En su discurso como precandidato para la ciudad de Mérida, se dirigió a los priístas descontentos o a los que ya tomaron un camino distinto. “Son siempre nuestros amigos, son gente que respetamos y muchos de ellos son gente que queremos”.

Y aunque dijo que no iba hablar de Mérida, el representante de la Cámara Alta esbozó a su juicio, algunas de las necesidades de las personas que habitan en la capital yucateca. “No me iba a sentir satisfecho quedándome en mi casa, no podía hacer mi trabajo de senador, sin la oportunidad de cambiar la vida de las personas, si ndarle una computadora a los jóvenes , a las madres de que puedan salir a trabajar, no podía quedarme sin ayudar a que las familias puedan tener comida segura para sus hijos”, describió Marín.

“Mérida es de todos y debe ser una ciudad de todos”, puntualizó.

Caras conocidas

Varios integrantes de la antigua administración del gobernador Rolando Zapata Bello se acercaron a la Casa del Pueblo. Entre ellos, Carlos Pavón Flores y el ex Secretario de Educación y otrora candidato a la ciudad de Mérida, Víctor Caballero Durán. También se reunieron los diputados locales, Karla Franco Blanco, Marco Rodríguez Ruz y Luis Borjas Romero. Al tiempo, los también legisladores locales y ahora también precandidatos, Lila Frías Castillo (Progreso) y Warnel May Escobar (Izamal).

Ya desarrollado el evento y el discurso de Ramírez Marín, se presentó en la “Casa del Pueblo” el ex candidato para la gubernatura de Yucatán, Mauricio Sahuí Rivero, quien entró desapercibido por uno de los laterales y luego no se le vio a las postrimerías del acto.