Un Corchito para todos y todas

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

“Pienso que un héroe es un individuo extraordinario que encuentra la fuerza de perseverar y resistir a pesar de los obstáculos”

Christopher Reeve, actor de Superman

Durante el tercer periodo legislativo, José Ariel Euán lloró en el Congreso del Estado de Yucatán luego que los diputados aprobaran la creación de parques incluyentes en el que podría jugar su hija con discapacidad motriz (Ver crónica En Ocasiones, la política sí tiene palabra). Quizás, falta poco para que José Ariel, así como muchos padres de Yucatán pueda llevar a sus pequeños al parador turístico de “El Corchito”, en el municipio de Progreso.

Este probable escenario se proyecta luego que El Patronato de las Unidades de Servicios Culturales y Turísticos de Yucatán (Cultur), dio a conocer que colocó en marcha un plan piloto con el objetivo que el ojo de agua de  “El Corchito”, el paseo por los manglares  y ver a los mapaches que cohabitan en la zona puedan ser disfrutados por todos los yucatecos, sin excepción, sin peros, sin asteriscos. Al decir “todos” incluyen a las personas que se movilizan en silla de rueda o que presente otro tipo de discapacidad.

Este plan es encabezado por Mauricio Díaz Montalvo, director de Cultur, dependencia encargada de la administración que se encarga de administrar a este parador turístico, como Chichén Itzá, Uxmal y otras maravillas de Yucatán. “Lo que logremos en este espacio lo replicaremos en otras Unidades de Servicios que están a cargo de Cultur… Es parte de las estrategias que desarrollaremos para lograr encantar a los turistas de cualquier ámbito”, dijo el titular de Cultur.

La presente administración estatal dirigida por el gobernador Mauricio Vila Dosal creó una nueva dependencia llamada –Instituto para la Inclusión de Personas con Discapacidad-, cuya titular es María Teresa Vázquez Baqueiro. “El objetivo del gobierno es que las 77 dependencias que la conforman tengan una estructura universal” señaló la funcionaria. Es decir, El Corchito, parador identificado con el goce y el disfrute, entraría en esa numeraria.

Para lograr este cambio, Díaz Montalvo pretende incluir a todas las instituciones que están bajo las órdenes del ejecutivo estatal. “Después, conforme avancemos, nos involucraremos con otras dependencias y sociedad civil para alcanzar los objetivos que nos hemos trazado”, apuntó el director de Cultur.

El primer paso de este plan piloto en el parador turístico fue hacer un recorrido por las instalaciones, así como en los alrededores del Ojo de Agua.  Entre las personas que hicieron este recorrido estuvo la arquitecta Janett Jiménez Santos, quien es consultora de diversas investigaciones y trabajos en el tema de accesibilidad, quien se acercó al corchito por invitación  de la directora del Ipedey, María Teresa Vázquez Baqueiro.

Tras recorrer el parador turístico, la especialista soltó una realidad aplastante. “El Corchito es un lugar cero por ciento accesible”, agregó que pese a contar con cajones de estacionamiento, baños para personas con discapacidad, aseguró que estos están mal diseñados.

Díaz Montalvo señaló que el nuevo corchito será anunciado por el propio jefe del ejecutivo. Este será uno de los principales cambios que experimentará la nueva administración emanada del Partido Acción Nacional, tras doce años de gobierno tricolor.