Yucatán en el agitado camino a la industrialización

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

“Es menester sacar la mayor renta de las minas para invertirla totalmente en ayudas, facilidades y estímulos a la agricultura, la cría y las industrias nacionales”

Arturo Uslar Pietri / Abogado, periodista y político

Todos los sectores de la sociedad yucateca estaban reunidos en el oriente de la ciudad de Mérida. En el interior de la gran estructura, predominaba el color blanco de las guayaberas de los hombres, prenda que de acuerdo con los usos y costumbres del sureste mexicano, representa elegancia y estilo.

Los empresarios, el gobierno del estado, el ayuntamiento de Mérida, todos celebraban que en Yucatán abría sus puertas una empresa alemana que tiene por nombre “Leoni”. Esta corporación germana no se encarga de  ensamblar vehículos pero sí produce piezas para automóviles. Por ejemplo, desde la entrada del Fraccionamiento de los Héroes se pueden hacer los tornillos con los cuales se arma un motor u otras piezas que pasan desapercibidas cuando los neófitos abren la cajuela del carro para revisar un aparente desperfecto o situación irregular con el coche.

En el último lustro, este tipo de noticias se ha vuelto más frecuente, es decir, empresas con capital extranjero que apuestan a Yucatán. Leoni está a punto de abrir otra planta en el poniente de la misma ciudad de Mérida y otra en el municipio de Hunucmá, donde está la gran fábrica “Cervecería Yucateca”, la cual produce las “chelas” Corona, cuyo producto con su limoncito picado está muy bien cotizado en el caribe dominicano y en el frío suelo londinense.

La industrialización de Yucatán y el progreso que este proceso conlleva, pareciera no tener freno con miras al futuro. Los políticos prometen que con la llegada de capital foráneo, los empleos van aumentar y también el salario promedio de los habitantes de la entidad con profundas raíces mayas.

Mauricio Vila Dosal / Gobernador de Yucatán. Pidió la llegada del Gas Natural para industrializarl el sureste mexicano

¿Y el gas natural?

“Este es el momento del sureste mexicano. Le llegó la hora de desarrollarse” dijo José Manuel López Campos, un empresario yucateco que preside la Confederación de Cámaras Nacionales, Servicios y Turismo. Dentro de la agenda nacional que desarrolla este hombre de negocios organizó un foro para hablar de electricidad y gas natural, junto con senadores, diputados federales y representantes del Consejo Coordinador Empresarial.

La mentada reunión tenía como objetivo involucrar a todas las partes para asegurar que el gas natural llegue a los estados Quintana Roo, Campeche y Yucatán. El encuentro se realizaba en la ciudad de Mérida, mientras que las autoridades mexicanas, incluyendo al presidente Andrés Manuel López Obrador, buscaban resolver un conflicto entre la Comisión Federal de Electricidad y empresas internacionales, toda vez que se anunció unos meses atrás la finalización de la construcción de un gasoducto que va desde Texas, Estados Unidos hasta Tuxpan, Veracruz.

La CFE tenía como intención iniciar un arbitraje internacional con las corporaciones foráneas, luego de que iniciara una controversia por temas de montos de contrato y tiempos de entrega. Sin embargo, desde Mérida, el presidente de la Comisión de Energía del Senado de México,. Alberto Guadiana Tejerina, aseveró que la controversia no llegará al arbitraje internacional debido a la injerencia del mandatario junto con Carlos Salazar Lomelín del CCE y Antonio del Valle del Consejo Mexicano de Negocios.

El gasoducto tendrá como intención aligerar las otras líneas de transmisión que llevan el gas natural del sur y sureste de México hacia las zonas más desarrolladas de la República como Monterrey y el Bajío. “El gas natural llegó a Nuevo León en 1930, al Bajío llegó apenas hace 15 años. Llegó la hora que México le devuelva al Sur lo que este le ha dado”, dijo el gobernador de Yucatán, Mauricio Vila Dosal en la reunión sobre electricidad y Gas Natural.

José Manuel López Campos / Presidente CONCANACO. Responsable de la reunión “Gas Natural y Electricidad”

Desigualdad industrial

De acuerdo con López Campos, presidente de la CONCANACO, el 80 por ciento del gas natural que se consume en México es importado y el 85 por ciento de ese recurso, se consume en el Centro y Norte de la República. Es decir, que sólo el 15 por ciento està dirigido alos estados del sur y sureste, una parte del territorio, a excepción de Tabasco, que vive de los servicios turísticos y gastronomía.

“Àquí en Yucatán durante el primer trimestre de este año crecimos el 3,1 por ciento. Fuimos el tercer estado de la República con mayor crecimiento. Generamos el 32 por ciento de los empleos que generó el país, más que el año pasado y todo eso lo estamos haciendo sin gas natural y con las tarifas eléctricas más caras del país”, terció el gobernador yucateco.

Solución a la vista

Tras dos días de intensas reuniones en el nuevo edificio del Centro Internacional de Congresos, los involucrados, López Campos, Vila Dosal, los representantes del Congreso de la Unión de México logaron un importante avance. Petróleos Mexicanos enviará 50 millones de pies cúbicos diarios al sureste del país, que se sumarían a los 50  o 70 millones que ya se reciben en algunas entidades de forma indirecta.

Sin embargo, López Campos indicó que aún no pueden bajar los brazos debido a que esta zona necesita 350 millones de pies cúbicos diarios para lograr la industrialización de estados como Yucatàn y sus entidades vecinas. También aclaró que de esos 70 millones de pie cúbicos, el 80 por ciento es utilizado por la Comisión Federal de Electricidad y el resto por empresas particulares.

El intimidante futuro

Cuando se resuelva el conflicto del gasoducto de Texas-Tuxpan, el gas natural podría estar llegando al sector rezagado de la nación mexicana y comenzar un proceso de industrialización con capital nacional y extranjero. Además, de cumplir con la demanda de la refinería Dos Bocas de Tabasco, uno de los proyectos más ambiciosos anunciados por el presidente, precisamente tabasqueño, López Obrador.

Cuando este recurso llegué a Yucatàn, se podrían multiplicar inversiones como las de Leoni y Uchiyama (Empresa asiática dispuesta a desembolsar mil cien millones de pesos). Para López Campos, ningún estado puede negarse a un proceso de industrialización. “Atrae inversión, genera empleos, deja derrama económica”.

En la actualidad Yucatàn presume su seguridad. En un país donde el crimen organizado prepara atentados contra alcaldes, periodistas, secuestros y ahora también se habla de autodefensas, Yucatàn pareciera tener un escudo que repele todos esos actos de violencia. La industrialización produce ganancias pero en tiempos de recesiones mundiales, deja desempleos y crisis que muchas veces terminan en una ola de inseguridad. “Ese es el gran reto que tendrá nuestras autoridades, mantener este estado de bienestar”, puntualizó el presidente yucateco de la CONCANACO.