El COVID la hizo tener su primer trabajo estable y la presea Miguel Hidalgo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

La yucateca Stefany Tec Tabasco no oculta su emoción. Una alegría que le hizo olvidar el cansancio que ha podido acumular en los últimos cinco meses de trabajo y de pandemia. Ella, formó parte  de los 58 condecoradas por el presidente de la República con la presea Miguel Hidalgo por estar en el primer frente de batalla en la lucha contra el coronavirus. La enfermera ahora tiene en su casa la condecoración de mayor grado que entrega el estado mexicano.

 “El secretario de salud Mauricio Sauri Vivas  y mi jefa la licenciada enfermera Josefina Miss se encargaron del boleto del avión, de la reserva del hotel, todo padrísimo de verdad”, dijo con tono pausado pero al tiempo, llena de júbilo por recibir el reconocimiento en el Palacio Nacional de la –ciudad de México. “Nos esperaban en el IMSS en la avenida Reforma. Allí estuvo con nosotros Zoé Robledo, el director del Instituto Mexicano del Seguro Social nos dio unas palabras hermosas”, rememoró

Relató que la presea Miguel Hidalgo se trató de un collar que espera que también sea motivo de orgullo para sus tres hijos. Tiene 900 gramos de oro, 900 gramos de plata representa una estrella y un águila en libertad. La pieza que nos entregaron tiene muchísima historia, yo grabe todo para hacerles un resumen a mis hijos porque esto es historia”, dijo la trabajadora de la salud

Tec Tabasco  vive en Mérida pero viaja a Valladolid a cumplir con su trabajo en el Hospital Regional y ahora en el provisional. También es suplente en el Instituto Mexicano del Seguro Social. Su trabajo en el nosocomio del Pueblo Mágico fue su primer trabajo “fijo” o estable que tuvo desde que se graduó en el CERT.

Tec Tabasco junto con Pedro Pablo Bojorquez Cob, enfermero del HRAEPY

Su mayor recompensa no es sólo es ese collar bañado en oro y en plata, sino saber que en su breve estadía en el Hospital de Valladolid pudo ayudar para que varios pacientes puedan estar con vida y recordar algunas de sus acciones como enfermera. En medio de la entrevista tras su viaje de regreso a la Ciudad de México, Stefanny recordó a Cristina. Estuvo en estado critico, el intensivista Franklin Cardeña, todo el grupo de intensivistas del fin de semana, Gladys, la atendían con mucho amor”, relató con relación una paciente que ingresó con un cuadro avanzado del nuevo coronavirus. “Pero llegó el  momento del receso porque estar mucho tiempo adentro agota, la paciente se empieza asfixiar, aplicamos el código azul y yo corro por el doctor. La paciente pesaba 90 kilos, yo tomo inmediatamente la tabla de paros y empezamos compresiones, recordó la enfermera residenciada en Mérida y que viaja a Valladolid para cumplir con su oficio. “A la siguiente semana que yo regresé a trabajar, ella me pudo reconocer y me dijo tu eres la enfermera que me salvó la vida y en ese momento que ella me dijo eso para mí fue muy feliz”, recordó.

Gracias al Creador

Tec Tabasco también rememoró que en estos cinco meses también estuvo expuesta al igual que muchos de sus compañeros. Algunos se contagiaron y otros entre ella, no. “Cuando mi colega camillero tiene que salir porque también tiene necesidades pues yo he realizado esa función una de las anécdotas es que llegaba un paciente adulto mayor que llegaba en un estado totalmente de asfixia y ese día recuerdo que mis gafas, los cubrebocas se me reventaron y estuve en la exposición”, contó a través del teléfono. “Pero Dios es tan grande que a la semana que me hice la prueba salí negativo”, sentenció.