Cervera Hernández denuncia campaña de ataques personales

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

El presidente de la Junta de Gobierno del Congreso del Estado, Felipe Cervera Hernández, denunció una supuesta campaña con ataques personales en el marco de la discusión por el empréstito de 1,728 millones de pesos que el Ejecutivo solicitó al Poder Legislativo por la contingencia económica que ha generado la pandemia del coronavirus.

“Confirmo públicamente que son falsas. Descalifico a aquellos que se prestan a hacerlo, o que obligados por intereses económicos, tienen que obedecer a quienes han decidido emprender esta campaña en mi contra”, publicó a través de un comunicado el representante del Distrito 7 local. “Aparentemente, alguien decidió que la autorización del Congreso al Gobierno Estatal para endeudar aún más a Yucatán por mil 728 millones de pesos, recae sólo en mi persona”, prosiguió la misiva.

Como se recordará, el empréstito de 1,728 millones de pesos que solicitó el Gobierno del Estado fue aprobado en la Comisión de Puntos Constitucionales, Patrimonio Estatal y Municipal con el apoyo de los diputados de Acción Nacional, Movimiento Ciudadano y de los legisladores del Partido Revolucionario Institucional, Luis Borjas Romero, Mirthe Arjona Martín, Janice Escobedo Salazar y Lila Frías Castillo.

El coordinador de la bancada del tricolor, Cervera Hernández, tildó los ataques como una mala jugada dentro del ajedrez político de Yucatán. “Lo anterior, además de carecer de razón y lógica, confirma el desprecio que algunos jugadores de la política local muestran por el Congreso”, escribió el legislador. “Es un insulto a 25 diputados, a la división de poderes y a reconocer al Congreso Estatal como contrapeso del Poder Ejecutivo”, sostuvo.

Cervera Hernández señaló que continuará con su postura en cuanto al nuevo crédito.” La descalificación es la salida fácil cuando no se tienen argumentos. Hoy se requiere de ideas no de insultos para enfrentar esta situación”, enfatizó en el comunicado.

Al tiempo, las otras diputadas del PRI, Karla Franco Blanco y María Teresa Moisés Escalante, negaron que hayan sido presionadas por el coordinador del partido en el Congreso de Yucatán.