Diputados dispuestos a saltar de distritos sin consultar al ciudadano

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

De acuerdo con el IEPAC y el INE, la campaña electoral 2020-2021 inició formalmente. Antes de este banderazo de salida, algunos de los políticos yucatecos que hoy ocupan un cargo o esos que quieren un puesto por medio de la votación popular, se han visto realizando trabajo de campo. Pero ¿A dónde tienen que ir los actuales diputados o alcaldes a realizar sus primeras actividades con tintes de campaña? La respuesta parece obvia: a su distrito o municipio.

Sin embargo, la obligación que tienen los partidos políticos por cumplir con la paridad de género, es decir, mitad hombres y mitad mujeres, están llevando a los partidos  priorizar por los nombres de sus posibles candidatos por encima de la esencia del trabajo político, es decir, atender a la gente.

Por ejemplo, en el último fin de semana, trascendió que se movieron de forma interna las aguas en el partido Acción Nacional. El actual regidor de Mérida, Jesús Pérez Ballote, quien quería competir por el distrito cuatro local para el Congreso de Yucatán, fue trasladado al distrito uno, que en la actualidad lo tiene el mismo partido por medio de la persona de Paulina Viana Gómez.

Eso llevaría a otros aspirantes o actuales legisladores a saltar de distrito, aunque no hayan cumplido con la antiquísima práctica de campaña de estar con la gente, con los electores que son los que dan el cargo, porque es tácito que en teoría,  no forman parte de ese distrito.

Ante este escenario, el diputado local, Víctor Merari Sánchez Roca, manifestó que para cumplir con la paridad de género, estaría cambiando de distrito. “Es probable, todos los distritos  están sujetos a lo general ya la particularización de los distritos no va a contar”, respondió el actual representante del distrito II. “Lo que cuenta es la lista total para poder cumplir con la paridad de género, para lograr el 50 por ciento de paridad incluyendo los distritos electoralmente rentable”, prosiguió el legislador.

Ahora bien, si la información que trascendió con relación a Jesús Pérez Ballote se convierte en oficial y este pasaría ser el candidato del distrito I, el dos tendría que ser para una mujer panista para cumplir con la ley. De ahí, la teoría del diputado Sánchez Roca. “Es probable porque con el tema de la paridad total no únicamente se busca que las mujeres puedan tener acceso a las candidaturas sino que puedan tener acceso a candidaturas rentable electoralmente, esto quiere decir que los partidos políticos tienen marcados cuáles son sus distritos más rentables y ahí tienen que enviar sus candidatas mujeres para que tengan más facilidades para un puesto”, terció.

Ahora y en esta ecuación de cambios en los distritos por parte de aspirantes o los legisladores que en la actualidad representan un distrito, ¿Dónde queda el ciudadano?

“Yo creo que el elector siempre está al pendiente pero no creo que tenga la información completa do el sistema mexicano político bajar de la paridad, creo que es algo que nos ha faltado decirle”, confesó Sánchez Roca.

Los partidos políticos están dispuestos a cumplir con la paridad de género, de eso no hay dudas. Pero todo parece indicar, que no les han consultado a los ciudadanos dónde quieren que haya candidatos (hombres) o candidatas (mujeres). La decisión sigue siendo de los que están arriba en la estructura de los partidos.