La soledad de la derrota

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

“Es ley de guerra que los vencedores traten a los vencidos a su antojo”

Julio César

La historia de la humanidad está escrita con dos caras: La de la victoria y la de la derrota. Claro, el ganador siempre es más recordado que el perdedor. Las conquistas del Imperio Romano, los Césares, el griego Aquiles, la coalición sobre el régimen nazi, los Yanquis de Nueva York, los Dodgers de los Ángeles, los Leones de Yucatán en 2006 y 2018, entre otros ejemplos.

La cara de la victoria muestra un semblante de efervescencia, de júbilo,  de una inmensa sonrisa, abrazos, aplausos, envuelve una historia de héroes, es la foto donde todos quieren aparecer. En cambio, la derrota es amarga, solitaria y en la mayoría de las ocasiones hasta huérfana, nadie quiere ser el padre de un juego perdido. Son más los Fernando`s Valenzuela que los Pud Galvin (El lanzador con más derrotas en las mayores con 310 pero que a diferencia del mexicano, él si está en el Salón de la Fama).

En Yucatán, la foto luego del primero de julio de 2018 se dividía en dos: 1- Andrés Manuel López Obrador como nuevo presidente de la República y 2-Mauricio Vila Dosal como gobernador del estado. Al instante, desaparecieron algunas figuras como José Antonio Meade, Mauricio Sahuí Rivero y Víctor Caballero Durán.

El Partido Revolucionario Institucional pasó a ser un recuerdo. El partido que gobernó durante 75 años consecutivos hasta el año 2000, el que había estado en el Palacio de Gobierno en la calle 61 entre 60 y 62, y el de los últimos seis años del ejecutivo federal se había quedado fuera de la foto, hasta su nombre era involucrado con una peste del pasado que nadie quiere volver a vivir. Aseguraban.

Existe un axioma en el mundo de los negocios y que puede ser llevada al ámbito político: “Crisis es igual a oportunidad”. Ahí, en las filas priistas, las que nadie voltea a ver, emergió el nombre de: Francisco Torres Rivas.

Levantarse antes del sonido de la campana.

“Panchito” tal como es conocido en la arena política reaccionó ante una pregunta que pudo ser un gancho directo al pulmón en el propio primer round. ¿Qué significa perder? “Hijoles”  y luego de un suspiro continuó con su respuesta. “Significa reconocer los errores, también es la oportunidad de mejorar las circunstancias que llevan precisamente a perder y eso es algo que podemos decir que es una oportunidad para aprender”, dijo el nuevo presidente estatal del tricolor en Yucatán.

Torres Rivas no tiene problemas en reconocer que las victorias llevaron a los priistas a tomar acciones incorrectas, incluso, confesó que se alejaron del principal activo de cualquier partido político: le gente. “Cuando se gana se gana, se gana, se cae en círculos viciosos, se cae en simulación y eso lleva al final de cuenta a malos resultados. Perder significa algo, la oportunidad de ganar nuevamente

Cara de la derrota

Luego del 1 de julio de 2018, en los rincones de la Plaza Grande o en las concentraciones para recibir al presidente Andrés Manuel López Obrador en una de sus visitas, los ciudadanos se refieren al “PRI” en pasado y hasta en un tono despectivo. Sin embargo, Torres Rivas rechaza tales consideraciones. “Para nosotros es un orgullo ser priista”, incluso el presidente estatal recuerda sus inicios con esta agrupación política. “Con el compromiso de las oportunidades que me ha dado el partido, no solo por el cargo sino por el aprendizaje que he tenido. Incluso, desde la Universidad, fui por cuatro años Secretario General del Instituto de Capacidad en la primera vez que fuimos oposición aquí en Yucatán”, rememoró.

Torres Rivas está en la esquina de aquel boxeador que le contaron los diez segundos. Y antes de bajarse del cuadrilátero está diseñando la estrategia para optar otra vez por el cinturón o por el regreso al gobierno municipal o estatal. “De que nos podemos levantar que podemos ganar nuevamente y por eso asumo esta responsabilidad, porque yo soy una persona de trabajo, de buena voluntad y por eso quiero poner esta oportunidad a mi partido, con el trabajo desde la juventud política, la experiencia de haber llevado otra vez el partido al gobierno del estado en el 2007, en mi experiencia como profesionista, como ingeniero civil, como empresario”, detalló el político que en su hoja de vida tiene haber sido Secretario de Obras Públicas, diputado local y legislador federal.

Volver a escuchar

Al ser interrogado sobre la estrategia para revertir los resultados de la última contienda electoral, Torres Rivas no trae a la mesa teorías rebuscadas de las ciencias políticas o estudios de las masas. Su discurso va a la base. “Estoy obligado a escuchar de rodearme de un buen equipo porque uno solo no puede y lo más importante, volver a escuchar a la gente”, puntualizó.

Se cuida de dar nombres de sus compañeros de lucha pero en su mensaje deja claro que no quiere repetir los errores del 2018. “Quiero tener compañeras y compañeros del partido que ganen las elecciones. Yo no quiero tener amigos que participen en las elecciones. Quiero gente que ganen las elecciones aunque no sean mis amigos”, terció el presidente del Revolucionario Institucional en Yucatán.

El otro lado del Prisma

Como buen político, “Panchito” en sus palabras no se centra en los defectos o errores sino que busca ganarle al escenario adverso. Tras haber transcurrido más de un año de la última contienda electoral, el ex diputado asegura que ahora los ciudadanos pueden comparar las administraciones. Es decir, el último sexenio del ex mandatario Enrique Peña Nieto y del ex gobernador, Rolando Zapata Bello. “En este día, las personas pueden comparar un gobierno federal del PRI con uno de Morena, la gente puede comparar un gobierno estatal del PAN con uno del PRI. Y esas es una gran oportunidad, que comparen ¿Cómo les iba antes y cómo le va ahora?”, prosiguió desde la Casa del Pueblo, el hogar de los priistas en Mérida. “A veces al presidente Peña se les escapaban algunas cosas pero nunca censura a la prensa, había un resultado importante en cuanto a inversiones, generación de empleo. Ahora, ¿Qué quieren que les diga? En las mañaneras se les regaña a la prensa, no hay crecimiento económico, que digan una parábola de la biblia, dar unos datos para distanciar la realidad, se ha disparado la violencia”, concluyó.

Objetivos del priismo en Yucatán

Al ser cuestionado sobre los objetivos para el PRI en el 2021, a Torres Rivas no se le escapó una expresión al aire. Respondió con un talante severo y con firmeza. “Ganar, recuperar Mérida, las principales ciudades en el estado, ganar el Congreso del Estado y las cinco diputaciones federales”, incluso su respuesta se hasta el 2024.  “Vamos a volver al gobierno del estado, lo vamos a lograr. Vamos ir llevando la comunicación con diversos grupos, somos gente de trabajo, de compromiso y lo vamos a lograr”, finalizó.