Lo que dejó la visita de Lorenzo Córdova Vianello a Mérida

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

En reiteradas ocasiones, el Consejero Presidente del Instituto Nacional Electoral, Lorenzo Córdova Vianello ha negado que su figura sea la de un agente político, sin embargo, se mueve como si se tratara de uno. Su paso por Yucatán el pasado viernes dejó esa estampa de figura pública y con el poder necesario para hablar de frente y no doblegarse ante otro poder, ni siquiera ante el presidente de la República.

Córdova Vianello llegó con una guayabera blanca, la indumentaria típica de la península yucateca. No es la primera vez que cumple con esa formalidad en esta tierra del Mayab. En el año 2018, durante el debate de los candidatos que buscaban la presidencia, él mismo invitó a todos a utilizar una “guayabera”, petición que fue rechazada por los aspirantes, pero en ese momento él insistió en su postura. “Yo sí voy de guayabera”, dijo en aquella oportunidad.

En su reciente visita, recorrió los pasillos de la nueva sede del INE en Mérida, la cual tuvo una inversión de 107 millones de pesos. Luego, se sentó en el salón para responder cada una de las preguntas de los representantes de los medios de comunicación, especialmente, sobre la consulta popular del próximo primero de agosto. “La pregunta que redactó la Suprema Corte de Justicia de la Nación que fue avalada por Constitucionalidad y que el INE está organizando su consulta con mayores garantías de la historia democrática del país ¿Estàs de acuerdo o no en que se lleven a cabo las acciones pertinentes con apego al marco legal y constitucional para emprender un acto de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en años pasados encaminado a garantizar los derechos de las posibles víctimas?”, leyó el Consejero Presidente.

Sobre si le pregunta es fácil de entender o es compleja, C+órdova Vianello tuvo que amarrar su irreverencia y no tomar postura. Sin embargo, el otro consejero, el yucateco Uuckib Espadas Ancona no se aguantó y dijo que esa pregunta podía hacer pensar en varias respuestas. Incluso, agregó que él como yucateco podía responder sí, para que se aclarara la muerte del “Charras”, antiguo líder estudiantil de la UADY, asesinado en 1, 974.

 “El INE no es un intérprete de la pregunta, el lNE es el operador de esta consulta popular. Aquí hay un conjunto de distintas responsabilidades, de quien avala y reformula la pregunta (SCJN), responsabilidades de quienes convocaron que es el Congreso de la Unión, y finalmente del INE de llevar a cabo el proceso para que los ciudadanos respondan esta pregunta y no otra”, detalló Córdova Vianello desde la capital yucateca.

El consejero presidente del INE negó que se pretenda sabotear este ejercicio democrático a cual lo catalogó como inédito. “Quien diga que el INE no quiere la consulta o está boicoteando la consulta simple y sencillamente no está diciendo la verdad, a pesar de tener condiciones presupuestales adversas, le planteamos al Congreso de la Unión que fuesen 104 mil casillas, le planteamos a la Secretaria de Hacienda que fuesen 91 mil, pues en la situación que se encuentra el instituto nos permite instalar 57 mil”, enfatizó.

Todos pueden participar

Aunque no pudieron instalar el número de casillas que hubiese querido el órgano electoral o el propio presidente del país, Andrés Manuel López Obrador, el consejero del INE indicó que habrá una boleta para todo aquel del padrón electoral que quiera participar en la consulta del primero de agosto, que tiene como intención juzgar decisiones de los ex presidentes de México. “Si quieren votar 93 millones de personas pueden hacerlo. A diferencia de otros mecanismos y consultas nacionales con mil casillas en las que hubiese sido imposible que esto ocurriera. Eso habla bien del INE”, puntualizó Córdova Vianello.

Más popular que el presidente

Lorenzo Córdova Vianello aseguró una y otra vez que la consulta del primero de agosto será un éxito rotundo, al defender la capacidad del Instituto Nacional Electoral para organizar y ejecutar este tipo de consultas. “El INE es la institución del país que cuenta con mayor aceptación y credibilidad entre los mexicanos”, dijo de forma tajante tras ser interrogado si tenía una mayor aceptación que la del presidente de la República.