Morena con ventaja mediática a las elecciones por las mañaneras

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

El sol todavía no ha despuntado en la mañana mexicana pero algunos televisores ya están encendidos. Otros, prefieren conectar un dispositivo más pequeño como un celular o una tablet. El programa matutino está a punto de , pues el reloj dice que sólo faltan segundos para las 7 de la mañana. No se trata de una novela romántica, de esas que solían transmitir Televisa o Tv Azteca, no, este es el horario de las noticias. Lo que ven millones de mexicanos todas las mañana cumple mejor con el concepto de “reality” y a diferencias de los principales noticiarios, es que este no ofrece un resumen de los hechos más notorios, sino que es la noticia en desarrollo, es la denominada “mañanera” del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Es un espacio destinado para exponer ante los medios de comunicación y ante el propio auditorio el tema que busca insertar en la agenda pública el Gobierno Federal. Antes de la pandemia del COVID-19 , la presencia de los medios era vasta y luego del desarrollo del coronavirus la concurrencia de periodistas fue disminuyendo. Aunque, tanto el presidente como los comunicadores acuden religiosamente a la cita, muchos de ellos o las empresas para las que trabajan son el principal objetivo de los dardos que lanza el Jefe de Estado. En las giras por otros estados, no hay sorpresas, son los mismos reporteros los que acompañan al mandatario nacional y en ocasiones, el acceso a los periodistas locales está prohibido.

El método de escogencia para las preguntas está lejos de ser justo, el presidente escoge con su dedo sin seguir un patrón específico. El tema que abarca más minutos es el combate a la corrupción, incluso en tiempos de pandemia. Otros temas como pueden ser el mismo COVID-19, escasez de medicamentos, protestas por el agua en Chihuahua, inseguridad, todos, buscan ser extraídos del entorno social para ser inmiscuidos en la arena política de México.

López Obrador muestra un verbo pausado, en especial si habla del coronavirus y sus efectos mortales en la población o cuando busca explicar el complicado escenario para ser uno de los primeros países en recibir una vacuna contra el virus SARS COV-2, aunque esta todavía no se haya desarrollado. No obstante, para hablar de Genaro García Luna, caso Lozoya, del PAN, del pasado, su discurso entra en calor y las muletillas o el movimiento de las manos van desapareciendo.

En esa letanía de epítetos con tintes políticos se acerca el panorama electoral del 6 de junio.

Exposición mediática y parcializada

El analista político yucateco, Gabriel Baltazar Centeno, considera que la exposición diaria del Jefe de Estado con todos los condimentos descritos anteriormente representa una injerencia en el juego electoral que se avecina. Si desde luego inclusive justamente con las mañaneras el presidente de la República se ha erigido como el “Guardián de las elecciones”. Hay que tomar en cuenta el perfil del actual mandatario quien en toda su vida política ha estado en campaña, siempre se ha fijado una línea discursiva”, dijo Baltazar Centeno al recordar la frase proferida por López Obrador (Guardian de las elecciones), justo cuando ha cuestionado la transparencia del Instituto Nacional Electoral. “Difícilmente puede aislarse de todos los procesos electorales en las entidades federativas y por supuesto se pronuncia en relación con todos los fenómenos políticos que circulan alrededor de la renovación de los dirigentes, de los consejeros electorales, de los dirigentes y todos aquellos que inciden en la vía pública de nuestro país” analizó el yucateco.

Gabriel Baltazar Centeno analiza el ambiente electoral con miras al 2021

Este año ya se sentó un precedente previo a las venideras elecciones para elegir a diputados federales, presidentes municipales y otros cargos, bajo el discurso del “Guardian de las elecciones”. Esto, toda vez que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación revirtió la prohibición del Instituto Nacional Electoral en cuanto a transmitir las conferencias matutinas del presidente Andrés Manuel López Obrador en Hidalgo y Coahuila, estados que irán a las urnas el 18 de octubre.

Sin embargo, para el analista y abogado de profesión, las “mañaneras” pueden representar una flagrante violación de la Constitución. “Ese es uno de los elementos por los cuales se ha controvertido este ejercicio de comunicación política, es decir aquellos que han comparecido ante el INE o ante el Tribunal de Poder Electoral de la Federación y han dicho que abiertamente se viola el artículo 134 de la Constitución y en una lógica muy simple, la mañanera se difunde en un espacio que es el Palacio Nacional que es un recinto público, en un área del Palacio Nacional donde acude la prensa donde se erogan recursos públicos para hacer la transmisión y la mañanera es un espacio de resonancia”, espetó Baltazar Centeno.

Popularidad y propaganda política

En las elecciones del 2018 se consideró que varios candidatos de Morena se subieron al porta-avión de López Obrador para ganar un cargo de elección pública. Por ejemplo, el distrito tres federal en Yucatán resultó ganador Roger Aguilar Arroyo, un candidato que no pudo hacer campaña por luchar contra una enfermedad que finalmente le segó la vida antes de ocupar un curul en San Lázaro.

En este sentido, una supuesta injerencia del mandatario puede jugar a favor de los candidatos de su partido, al tomar en cuenta que López Obrador aún mantiene una alta popularidad, de acuerdo con las principales encuestadoras y con la posibilidad de insertar temas puntuales en la opinión pública a través de las ruedas de prensa.  “Yo creo que eso no atiende tanto al medio, es decir a la mañanera en sí, sino al timing al momento que se va enfrentar al presidente, lo cierto es que la popularidad es alta en comparación con otros mandatarios pero sí ya hay un cierto desgaste en el país, enfrentamientos armados, y especialmente en la prensa donde se manifiestan algunas violaciones con respecto a la libertad de expresión”, respondió Baltazar Centeno con relación a este escenario. “Cosas que en su momento él juzgó y sostenía que había ciertos regímenes que tenían una tiranía y evidentemente comparados con el pasado se pueden quedar muy cortos si tomamos en cuenta la actitud que él ha tomado”, aseveró el analista político.}

Incluso, el abogado de profesión y especialista en campañas electorales coincide con algunos sectores de oposición al Gobierno Federal, que el discurso diario del Jefe de Estado desde el Palacio Nacional abona  a la polarización de la sociedad. “Manifestar discursos de odio todos los días, al aseverar que la democracia mexicana comenzó en el año 2018 es totalmente falso”, aseguró el especialista en leyes. “El sistema nacional actual ciertamente costó sangre y fuego, podemos tomar como referencia todo lo que ocurrió al principio del siglo XX, lo hemos logrado, sin embargo al Presidente no le gusta”, concluyó.