PRI Yucatán: El inicio del intento de la resurrección

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Los fuegos artificiales sonaban en el centro de Mérida. No eran consecutivos, pero sí se sentía el estruendo de cada uno de ellos que explotaban en el aire. En la explanada que se encuentra al frente de la Casa del Pueblo, la sede del Partido Revolucionario Institucional, tocaba una pequeña banda. Pero no había quien bailara sus canciones. Quizás, por la pandemia, no había concentración de la militancia. Con este ambiente, el partido tricolor llevó a cabo el registro de sus cinco precandidatos para las diputaciones federales.

En el distrito I irá Sansón Palma, quien fue presentado por Francisco Torres Rivas, presidente estatal del PRI, como una carta del partido para la representación del pueblo Maya de Yucatán. Por el distrito II buscará la reelección María Esther Alonzo Morales. Por el distrito III irá una de las cartas fuertes del tricolor con Pablo Gamboa Miner, en su reaparición en la arena política yucateca. Por el IV Distrito, irá otra mujer con Gabriela Cejudo y el V Distrito será defendido por la actual Presidenta de la Mesa Directiva del Congreso local, Janice Escobedo Salazar.

En un acto sencillo, con más periodistas que militancia, Torres Rivas señaló que iniciaba el camino para recuperar el espacio político que perdió esta agrupación política tras las elecciones del 2018. Al evento también asistió, el senador de la República, Jorge Carlos Ramírez Marín, quien señaló que con estos precandidatos se estaba construyendo la unidad en este tradicional partido.

Se espera que para la próxima semana, el PRI presente a los precandidatos para las diputaciones locales, para las 105 presidencias municipales y finalmente, el ungido para la capital yucateca, que de acuerdo con la presentación de este sábado, todo parece indicar que será el propio Ramírez Marín.