Ramírez Marín reconoce que no está de primero en las encuestas

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

En tiempo de elecciones siempre se dice que la verdadera encuesta es el día de las elecciones. Ese axioma es repetido especialmente por los políticos que no son favorecidos por los sondeos que realizan las empresas especializadas. Sin embargo, el candidato por la alcaldía de Mérida por el PRI y PRD, Jorge Carlos Ramírez Marín no cae en ese lugar común y reconoce que las encuestas no les favorece.

“En ninguna encuesta estoy de primera lugar y como en todo hay encuestas buenas o encuestas chafas, como en todo, nosotros no estamos en primer lugar pero estamos creciendo y seguiremos creciendo. Mientras seguiremos presentando nuestras propuestas seguiremos creciendo”, djo tras finalizar uno de sus eventos de campaña en la Colonia Miguel Alemán.

Para hablar de su posición en las encuestas que lo ubican en el segundo o tercer lugar, detrás del PAN y Morena, Ramírez Marín aseveró que entre él y los otros candidatos del PRI, están trabajando para posesionar la marca entre el electorado de la capital yucateca. #No olvido una cosa, cuál es la situación del PRI y como hemos ido compactando y cómo en la medida que se compacta y cohesiona iremos creciendo”, dijo el senador con licencia.

Incluso, Ramírez Marín no tiene problemas en hablar de las divisiones que existen en el Revolucionario Institucional, pero aclaró que la campaña electoral está aislada de esas fricciones. “Hay cohesión en la campaña y eso es lo que importa ahora. Los que queremos cada uno ahora en el PRI es secundario pero lo importante es lo que hay en la campaña, que es el deseo de ganar y eso lo hay en todos los candidatos”, remató Ramírez Marín.

El candidato que cuenta con el apoyo de su partido tradicional y del PRD indicó que es obligación de los candidatos recorrer las calles de la ciudad y escuchar directamente las peticiones de los ciudadanos. “Yo creo que siempre es necesario”, respondió con relación a sus caminatas por las colonias. “La gente está esperando que la escuchemos y nos den las interpretaciones de sus problemas. Eso es lo más efectivo, más allá de las estrategias, de lo que digan los asesores, esa es la mejor forma de crear una campaña”, profirió el candidato.