El 95 por ciento de la población es inmune a la lepra

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

José Cerón Espinosa, director del Centro Dermatológico de Yucatán, está sentado en su sillón del nosocomio que se encuentra en la parte posterior del hospital Agustín O`Hoorán. Con tono relajado pregunta ¿Cómo está la prensa? Sabe que tarde o temprano le van a preguntar por la lepra, pero lejos de incomodarle el tema, el profesional de la salud espera con ansia la interrogante sobre un tema que ha estado incluso en la agenda de los medios nacionales.

Habla de los temas actuales, de historia e incluso detalla capítulos de la biblia. Hasta que le toca responder la esperada pregunta ¿Hay qué encender las alarmas por los tres casos de lepra? “Debemos tomarla primeramente para combatir la ignorancia y la lepra tiene una gran cantidad de carga de prejuicios en la ciudadanía que la ha venido acompañando desde el inicio de la existencia” respondió el dermatólogo al llevar su repaso histórico hasta el siglo XX (veinte). “Solamente que desde 1941 ya hay un mecanismo efectivo para luchar contra la enfermedad”, explicó el galeno.

Espinosa aclara que actualmente el Centro que dirige atiende cinco casos de esta enfermedad que es reseñada en la biblia, pero precisa que tres diagnósticos ocurrieron en este convulsionado 2020. Sin embargo, aseveró que ese número de casos debe ser motivo de celebración al argumentar que en la década de los 90’s habían más de 250 casos en Yucatán. “En la actualidad es inconcebible porque antes que ocurra eso ya existe un tratamiento, una forma de diagnosticar y un tratamiento eficaz que no se llega a eso”, con referencia a las fotos antiguas que mostraban deformaciones en la piel. “Desde luego la lepra si podía matara la gente porque hay dos tipos de lepra, la tipo lepromatosa y la tuberculoides, esta era menos agresiva y podía curar espontáneamente y tenía muy pocos bacilos”, agregó.

Asimismo, aseveró que hace casi 100 años atrás, ya en el mundo se conoce que la mayoría de la población es inmune a la lepra. Esto, tras el resultado del trabajo de un científico en Japón. “El 95 por ciento de la población tenía una inmunidad natural a la lepra, o sea que no se iba a contagiar aunque estuviera expuesto directamente a la lepra. Eso quiere decir que el cinco por ciento de la población se podía contagiar y ese cinco por ciento dos podía curar espontáneamente”, explicó el director del Centro Dermatológico de Mèrida.

Incluso, explicó el galeno que anteriormente el espacio físico que dirige fungía como los pabellones donde aislaban a los enfermos de lepra. “Y más cerca del O’ Hooran estaban los enfermos con tuberculosis que ese enfermedad era más contagiosa que la lepra” recordó.

Cerón Espinosa también agregó que la lepra puede tener un largo periodo de incubación. “ Cuando tu quieres la bacteria hay un periodo de incubación para que se te presente los síntomas y ese periodo puede ir de uno a 40 años”, concluyó.