El drama de los niños con cáncer en el IMSS

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Cuando se le preguntó  a Rita Magaña, madre de un niño con cáncer en el Hospital Agustín O Hooran, por un contacto de un representante que esté viviendo la misma situación pero en el IMSS de Yucatán, no sabía qué número podía dar ya que los que tenía, era de padres de unos infantes que ya se habían adelantado de este mundo.

Sin embargo para escribir estas líneas pudimos contactar a Alia Isabel Pérez Mena, madre de una adolescente de 13 años, quien ya recibió un trasplante pero que aún le faltan otros cinco años de tratamiento. Ella, asegura que escuchó las declaraciones de Zoé Robledo, director general del Instituto Mexicano del Seguro Social, cuando estuvo en el Hospital Ignacio García Téllez de la ciudad de Mérida, conocido como la T1.  “Nosotros todos los miércoles nos reunimos con los padres de familia, hacemos unas reuniones virtuales para que puedan estar los padres de toda la República”, dijo Robledo en su visita de hace dos semanas aproximadamente. “Yo sé que es un asunto que tiene que ver con el abasto de medicamentos pero históricamente la sobrevida  de los niños con cáncer es muy baja y no tiene que ver con el abasto de los medicamentos”, declaró ante los medios la máxima figura del IMSS nacional.

Esas palabras generaron diversas reacciones en los padres y madres de los niños con cáncer que reciben el tratamiento en el IMSS en Yucatán. “Sigue el desabasto, si bien la quimioterapia llega a cuenta gota no alcanza para todos los niños. El tema del desabasto sigue en Yucatán”, respondió Pérez Mena sin titubear desde el otro lado de la línea telefónica. “Pues mucha tristeza, impotencia, ya hicimos muchas cosas los padres, ya fuimos a los directivos pero sabemos que es algo más arriba, es con el señor Robledo. Necesitamos que nos hagan caso, siempre nos dicen que van a venir los medicamentos completos pero la verdad es que no hay”, dijo en alusión a las declaraciones del Director General del IMSS.

Informó que ella tiene conocimiento de dos niños que lamentablemente se adelantaron por esta enfermedad. “Y cada semana están diagnosticando a más niños y tristemente de todas las edades, bebes, de 16 años de edad. Es que esta enfermedad no distingue edad, sexo”, aseveró la madre de la adolescente que fue operada en Monterrey, Nuevo León, al no tener respuesta para su tratamiento en el IMSS. “Se realizó el trasplante porque tuve el apoyo de todos los yucatecos de las fundaciones, de las rifas y ventas que yo organicé junto con varias familias y por eso se hizo el trasplante porque a mi hija se lo negó el Seguro Social porque con la emergencia (Del COVID) me dijeron que no había el trasplante”, relató la madre.

Alia Isabel no pide, suplica que sus peticiones y la de muchos padres sean escuchadas y que pronto pueden cumplir con el tratamiento para sus hijos, sin la preocupación del abasto de medicamentos.