La historia de un robo no convence a los padres de los niños con cáncer

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Los padres de los niños con cáncer que han llevado su protesta a los alrededores del Palacio Nacional. Pero desde la sede donde despacha el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, dieron a conocer una versión de un robo a los fármacos para atender a los infantes que padecen esta enfermedad que de  no ser atendida a tiempo, puede resultar mortal.

Este problema también afecta niños yucatecos y sus padres que son los que están buscando por todos los medios conseguir los medicamentos para la atención de sus pequeños. Por ejemplo, Rita Magaña, quien se ha convertido en una vocera espontánea de los representantes de los pacientes oncológicos, dejó ver su incredulidad ante la versión del robo. “Eso estaba platicando precisamente con los papás del centro del país incluso con Don Israel que es uno de los papás que está peleando más fuerte en el centro del país y no, no suena nada congruente” dijo esta madre yucateca mientras acompañaba a su hijo al hospital Agustín O’ Hoorán. “No sé, parece más ´pretexto que respuesta”, agregó.

Incluso, esa incredulidad se extiende al complemento de la versión del supuesto robo, en la que dicen que también robaron el material audiovisual que había registrado el robo de los fármacos. “Yo como mama no lo creo, o sea no lo creo”, reiteró Magaña.

Magaña, quien ha sido una de las principales voceras de los padres de los niños con cáncer en Yucatán, hizo un llamado a los representantes del Gobierno Federal para que resuelva lo más pronto posible, este desabasto que ya cumple más de un año. “Que se escuche que llegue, no solamente mi hijo sino por muchos niños que están comenzando el tratamiento y el panorama es complicado porque no hay medicamentos se atrasan los niños, entonces si hacemos el llamado como padre porque las personas que están dirigiendo ahorita el país, son padres también”, reflexionó la yucateca, quien también aprovechó de nueva cuenta para agradecer la intervención de las fundaciones que han sido las encargadas de comprar los medicamentos en la lucha contra el cáncer. “Ha podido cumplir (su hijo) con el tratamiento gracias a Amanc Yucatán  y a la casa Sueños de Ángeles”, concluyó.