“Las redes sociales nos volvieron vulnerables”

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Al analizar la situación de la seguridad en las ciudades en su visita a la ciudad de Mérida, el director de Asuntos Especiales de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Julio César Sánchez Amaya aseguró que uno de los grandes retos del gobierno federal, de los estatales y de los municipales, es la ciberseguridad.

A juicio del funcionario de la cancillería mexicana, el mundo virtual superó en tan sólo un instante a la capacidad de los ciudadanos y especialmente de las autoridades. “A nivel mundial que no es un tema de la región, no estábamos preparados para este crecimiento de las redes sociales”, confesó Sánchez Amaya. “Nos vulnera, nos hacen un objetivo de los grupos delictivos”, agregó.

El director de Asuntos Especiales de la Secretaría de Relaciones Exteriores agregó que la vulnerabilidad que ha generado las redes sociales, ha abierto las puertas para otros ilícitos como la violencia feminicida, entre otras. “Una ciberseguridad en la que una joven que tiene Facebook, twitter y se expone y hay gente que utiliza perfiles falsos y buscar penetrar en lo familiar en lo personal”, describió el representante del Gobierno Federal.

La capacitación es el candado de la puerta giratoria

Al realizar un recorrido por diferentes ciudades de la República Mexicana para analizar sus carencias y sus fortalezas con relación a la seguridad, Sánchez Amaya se detuvo en el nuevo sistema judicial penal. Agregó que para que no haya errores en el proceso de detención de una persona y su posterior proceso judicial, se debe cumplir con una capacitación de los elementos de las policías, así como a fiscales y jueces. “Debemos tener preservación, un buen informe policial homologado expediente de la carpeta de investigación. Bien desarrollado, bien elaborado, para no  dejar una posibilidad de que se produzca la puerta giratoria”, explicó.

El director general de Asuntos Especiales de la Secretaría de Relaciones Exteriores del gobierno federal, Julio César Sáchez Amaya, advirtió que el proceso de urbanización en las ciudades está generando un incremento en los niveles o las intensidades de fenómenos de violencia, crimen e ilegalidad, y en la Península de Yucatán hay preocupación por el alza en diversos delitos. Sin embargo, señaló que hay procesos que deben realizarse con puntuales diferencia. “No podemos atender de la misma manera a Benito Juárez en Cancún que en la ciudad de Mérida”, espetó. Explicó que ese estudio reflejó que en la Península de Yucatán en el 2018  se tuvo al menos una victima del delito por hogar, donde los porcentajes por estado indicaron que en Campeche fue del  25.6%, Quintana Roo, 31.8% y Yucatán 23.4%.