Presentarán iniciativa para que los diputados yucatecos legislen desde su casa

El próximo sábado el Congreso del Estado se reunirá en sesión del pleno para discutir especialmente las iniciativas presentadas por el Gobierno del Estado, las cuales consisten en un nuevo empréstito de 3,228 millones de pesos para solventar la crisis que está generando el coronavirus COVID-19.

Ante la proximidad de esta reunión, y tomando en cuenta que actualmente las reuniones públicas van en contra de las recomendaciones para evitar la propagación de la pandemia, la fracción de Movimiento Ciudadano presentó una iniciativa para que los 25 diputados del Congreso de Yucatán puedan sesionar desde sus casas, con el uso de tecnología.

“Movimiento Ciudadano metió una iniciativa para cambiar las leyes y que las sesiones puedan ser virtuales y que tenga un valor jurídico. En situaciones que por causa mayor sea imposible asistir al Congreso del Estado. Es por eso que resulta necesario aprobar esta ley y el sábado se va a turnar a comisiones para que los diputados desde nuestras casas podamos legislar sin venir al Congreso”, declaró la legisladora Silvia López Escoffié, coordinadora de la agrupación naranja.

El proyecto fue apoyado por la otra diputada del partido político, Milagros Romero Bastarrachea, al indicar que los diputados deben hacer el uso adecuado de la tecnología en momentos extraordinarios, como el que se está viviendo por el COVID-19.

“Por eso es que podemos realizar reuniones de manera electrónica sin necesidad de invertir tiempo y recursos monetarios  para poder trasladarnos. Con el uso de una tableta, un celular o una computadora estamos a un click de distancia para comunicarnos con personas de otra ciudad o del estado. Es por ello que la ciencia y tecnología pueden ser útil para los poderes públicos”, enfatizó la representante del cuarto circuito.

El Congreso de Yucatán no es ajeno al uso de la tecnología, debido a que cuenta con los recursos para hacer transmisiones en vivo por Youtube desde el salón del pleno o de Comisiones, aunado a otros mecanismos.

En Yucatán, está prohibido el acoso por Whatssap, Facebook, Instagram y otros


La humillación online no entiende de límites. Te hace sentir como si el mundo entero se estuviese riendo de ti.

Mónica Lewinsky

A través de los años nos han explicado cómo ha sido la evolución del Homo Sapiens con diferentes teorías, entre las que se encuentran la historia de Adán y Eva. En los libros de primaria, aparecen gráficas que explican como el individuo más parecido al “mono” era encorvado y poco a poco se fue irguiendo hasta que empezó a caminar tal como lo vemos en la actualidad. Al menos, en esta etapa ya cumplimos más de 2020 años, más atrás de Jesucristo, incluso más atrás de Moisés con sus tablas de los diez mandamientos.

Asimismo, desde la aparición del hombre, se fijaron reglas de la sociedad. De acuerdo con la biblia, Dios les dio absoluta libertad a Adán y Eva para que estos no sintieran vergüenza de estar al descubierto y la única condición fue no tomar la manzana prohibida. Es decir, que también desde el inicio de la historia, el hombre y la mujer también mostraron su disposición a delinquir y no cumplir con las reglas, al tomar el fruto del árbol.

Pues bien, en la actualidad, el gráfico de la evolución del ser humano bien podría ser trazado, erguido, caminando pero con las manos ocupadas. Y en ellas, un teléfono inteligente.

A través de ese pequeño dispositivo rectangular tenemos acceso al mundo. Podemos comunicarnos a larga distancia, conocer al instante lo que ocurre a millones de kilómetros, hacer transacciones bancarias, jugar y sí, también delinquir.

Una de las formas de ir en contra de las reglas es acosar a otra persona. Si lo hacemos por medio de un teléfono o de una computadora, sería un caso de ciberacoso.

Ciertamente, Yucatán vive en un estado de tranquilidad, en comparación con otros estados de la República Mexicana y también con relación a otras ciudades del continente. No en vano, la ciudad de Mérida apareció en el segundo lugar en el ranking publicado por la revista CEO WORLD, solo por atrás de Quebec, de las ciudades más seguras y con calidad de vida de todo el continente americano.

Mérida puede gozar de esa condición en las calles pero no en su mundo virtual. Por tan sólo colocar dos ejemplos, en el 2019 se vivieron dos episodios incómodos cuando un estudiante de la Facultad de Matemáticas de la Universidad Autónoma de Yucatán, supuestamente externó su deseo de querer perpetrar un ataque armado en contra de sus compañeros del campus universitario. Una semana después, una situación similar se registró de nueva cuenta en el mundo virtual de Yucatán, cuando un estudiante fue objeto de un aparente caso de bullying, al hacerle un montaje en el que vaticinaban un supuesto ataque en una escuela ubicada en el norte de Mérida.

Detección del problema y acción.

Ante esta realidad, en el Congreso del Estado se discutió sobre el ciberacoso. La propuesta provino de la diputada del partido Acción Nacional, Paulina Viana Gómez, quien ha llevado las inquietudes de la juventud a la arena legislativa.

Como se recordará, ya el Congreso de Yucatán había legislado y aprobado sancionar los casos de divulgación de fotos íntimas o mensajes comprometedores a través de las redes sociales. Pero en esta oportunidad, la representante del Distrito 1 aumentó el espectro de los posibles delitos a través de la súper autopista de la información. “En México, según el Instituto Nacional de las Mujeres, el ciberacoso es una forma de violencia ejercida en mayor proporción hacia las mujeres a través del uso de la Internet. Sin dejar de lado, que el -Estudio de Hábitos de los usuarios en ciberseguridad en México 2019-, reportó que el 34% de los participantes ha sufrido algún tipo de acoso, de los cuales, dos terceras partes son cometidos en contra de menores de edad”, dijo la legisladora desde la máxima tribuna política del estado.  

En su participación, Viana Gómez también desglosó las estadísticas en Yucatán. “De acuerdo con el Módulo de Ciberacoso 2017, del INEGI, la prevalencia nacional de ciberacoso fue del 16.8% y nuestro estado supera este porcentaje con un17.4%, arrojando para las mujeres un 19.2% y para los hombres un 15.6%”, agregó la legisladora.

La diputada que en su momento votó en contra de la creación de la Guardia Nacional y otras causas desde la perspectiva de la población que representa el futuro de Yucatán, señaló que esta nueva modificación al Código Penal de Yucatán busca sancionar los diferentes casos de abuso que se pueden ver en las redes. Aclaró que con esta modificación no sólo se trata de la divulgación de fotos intimas, sino visibilizar que a través de las palabras o las acciones, también puede haber acoso. “Y si bien en Yucatán, ha tenido un avance al tipificar los delitos contra la intimidad e imagen personal, y recientemente fue aprobada en esta legislatura la tipificación de los delitos informáticos; con ello no se protege en su totalidad la integridad de los internautas, siendo indispensable castigar el ciberacoso que va más allá de una connotación sexual, erótica o pornográfica y así garantizar la seguridad de todas las personas en los diversos ecosistemas tecnológicos”, explicó la panista. “Además, es fundamental referir que el ciberacoso muchas veces es la primera forma de violencia que se realiza, para luego pasar a la violencia que se ejerce de manera directa como la verbal o física, hasta finalizar incluso en un fatal desenlace como lo es la muerte de la víctima” sostuvo en su intervención en el Congreso estatal.  

La iniciativa se convirtió en ley con el respaldo de todos los otros 24 diputados que conforman la sexagésima segunda legislatura local. Las penas pueden ser desde los seis meses hasta los tres años de cárcel.