Promete Ramírez Marín poner fin al abandono de las comisarías de Mérida

“Se les dará atención cada dos semanas no sólo dos veces al año”

Al visitar Komchén y Chablekal, el candidato a la alcaldía de Mérida, Jorge Carlos Ramírez Marín, señaló que es necesario que las comisarías de la capital yucateca reciban una atención permanente y no dos veces al año, como ocurre ahora, según señalaron un grupo de comisarios.

En ambas poblaciones, el abanderado del PRI y PRD se unió a un grupo de brigadistas para limpiar espacios públicos y señaló que esa será su tónica de trabajo: primero demostrar con hechos y luego presentarse a la población con soluciones.

“Quiero mostrarles cómo soy, primero que se hagan las cosas que requieran los pobladores y luego haremos las caminatas para platicar con los vecinos, porque lo que quiero hoy es que sus espacios queden limpios”, indicó.

“Actualmente la presidencia municipal tiene un presupuesto para atender a las comisarías pero sólo lo hacen dos veces al año, es decir, cada seis meses, eso tiene que cambiar. Nosotros queremos que la atención a las comisarías sea constante, cada dos semanas, para que nunca vuelva a ver un espacio abandonado”, agregó.

Ramírez Marín, quien estuvo acompañado de la candidata al distrito local IV, Elda Nechar, aseguró que su estrategia estará basada en la generación de empleos de las personas que son y viven en las comisarías y a la conservación de su comunidad.

El sentimiento de abandono fue el común denominador manifestado durante la visita por pobladores en ambas comunidades que se ubican al norte del municipi. Indican que no reciben la atención que la comuna brinda en la zona urbana ya que proliferan las calles sucias y en mal estado, espacios públicos sin mantenimiento y falta de oportunidades para quienes viven en ellas.

Doña Rita Canché, de 58 años, nació y creció en Komchén y asegura que durante muchos años su comisaría ha sido abandonada por las autoridades municipales.

“Todo está muy descuidado, aquí siempre hay hierba y basura y yo sé que eso es trabajo del presidente municipal, las calles de mi pueblo están sucias. Las ‘escarpas’ están llenas de basura y de hierbas, no puede uno ni caminar en ellas, si camino en la carretera me van a atropellar”, señaló.

Durante el recorrido, Ramírez Marín conoció más de cerca las historias de vida de los habitantes de las comisarías del norte que viven rodeados de sendos desarrollos, pero ellos no son tratados con los mismos servicios y oportunidades.

“Juntos vamos a cambiar esta realidad, Mérida es para todas y todos”, enfatizó el candidato.

En Yucatán, está prohibido el acoso por Whatssap, Facebook, Instagram y otros


La humillación online no entiende de límites. Te hace sentir como si el mundo entero se estuviese riendo de ti.

Mónica Lewinsky

A través de los años nos han explicado cómo ha sido la evolución del Homo Sapiens con diferentes teorías, entre las que se encuentran la historia de Adán y Eva. En los libros de primaria, aparecen gráficas que explican como el individuo más parecido al “mono” era encorvado y poco a poco se fue irguiendo hasta que empezó a caminar tal como lo vemos en la actualidad. Al menos, en esta etapa ya cumplimos más de 2020 años, más atrás de Jesucristo, incluso más atrás de Moisés con sus tablas de los diez mandamientos.

Asimismo, desde la aparición del hombre, se fijaron reglas de la sociedad. De acuerdo con la biblia, Dios les dio absoluta libertad a Adán y Eva para que estos no sintieran vergüenza de estar al descubierto y la única condición fue no tomar la manzana prohibida. Es decir, que también desde el inicio de la historia, el hombre y la mujer también mostraron su disposición a delinquir y no cumplir con las reglas, al tomar el fruto del árbol.

Pues bien, en la actualidad, el gráfico de la evolución del ser humano bien podría ser trazado, erguido, caminando pero con las manos ocupadas. Y en ellas, un teléfono inteligente.

A través de ese pequeño dispositivo rectangular tenemos acceso al mundo. Podemos comunicarnos a larga distancia, conocer al instante lo que ocurre a millones de kilómetros, hacer transacciones bancarias, jugar y sí, también delinquir.

Una de las formas de ir en contra de las reglas es acosar a otra persona. Si lo hacemos por medio de un teléfono o de una computadora, sería un caso de ciberacoso.

Ciertamente, Yucatán vive en un estado de tranquilidad, en comparación con otros estados de la República Mexicana y también con relación a otras ciudades del continente. No en vano, la ciudad de Mérida apareció en el segundo lugar en el ranking publicado por la revista CEO WORLD, solo por atrás de Quebec, de las ciudades más seguras y con calidad de vida de todo el continente americano.

Mérida puede gozar de esa condición en las calles pero no en su mundo virtual. Por tan sólo colocar dos ejemplos, en el 2019 se vivieron dos episodios incómodos cuando un estudiante de la Facultad de Matemáticas de la Universidad Autónoma de Yucatán, supuestamente externó su deseo de querer perpetrar un ataque armado en contra de sus compañeros del campus universitario. Una semana después, una situación similar se registró de nueva cuenta en el mundo virtual de Yucatán, cuando un estudiante fue objeto de un aparente caso de bullying, al hacerle un montaje en el que vaticinaban un supuesto ataque en una escuela ubicada en el norte de Mérida.

Detección del problema y acción.

Ante esta realidad, en el Congreso del Estado se discutió sobre el ciberacoso. La propuesta provino de la diputada del partido Acción Nacional, Paulina Viana Gómez, quien ha llevado las inquietudes de la juventud a la arena legislativa.

Como se recordará, ya el Congreso de Yucatán había legislado y aprobado sancionar los casos de divulgación de fotos íntimas o mensajes comprometedores a través de las redes sociales. Pero en esta oportunidad, la representante del Distrito 1 aumentó el espectro de los posibles delitos a través de la súper autopista de la información. “En México, según el Instituto Nacional de las Mujeres, el ciberacoso es una forma de violencia ejercida en mayor proporción hacia las mujeres a través del uso de la Internet. Sin dejar de lado, que el -Estudio de Hábitos de los usuarios en ciberseguridad en México 2019-, reportó que el 34% de los participantes ha sufrido algún tipo de acoso, de los cuales, dos terceras partes son cometidos en contra de menores de edad”, dijo la legisladora desde la máxima tribuna política del estado.  

En su participación, Viana Gómez también desglosó las estadísticas en Yucatán. “De acuerdo con el Módulo de Ciberacoso 2017, del INEGI, la prevalencia nacional de ciberacoso fue del 16.8% y nuestro estado supera este porcentaje con un17.4%, arrojando para las mujeres un 19.2% y para los hombres un 15.6%”, agregó la legisladora.

La diputada que en su momento votó en contra de la creación de la Guardia Nacional y otras causas desde la perspectiva de la población que representa el futuro de Yucatán, señaló que esta nueva modificación al Código Penal de Yucatán busca sancionar los diferentes casos de abuso que se pueden ver en las redes. Aclaró que con esta modificación no sólo se trata de la divulgación de fotos intimas, sino visibilizar que a través de las palabras o las acciones, también puede haber acoso. “Y si bien en Yucatán, ha tenido un avance al tipificar los delitos contra la intimidad e imagen personal, y recientemente fue aprobada en esta legislatura la tipificación de los delitos informáticos; con ello no se protege en su totalidad la integridad de los internautas, siendo indispensable castigar el ciberacoso que va más allá de una connotación sexual, erótica o pornográfica y así garantizar la seguridad de todas las personas en los diversos ecosistemas tecnológicos”, explicó la panista. “Además, es fundamental referir que el ciberacoso muchas veces es la primera forma de violencia que se realiza, para luego pasar a la violencia que se ejerce de manera directa como la verbal o física, hasta finalizar incluso en un fatal desenlace como lo es la muerte de la víctima” sostuvo en su intervención en el Congreso estatal.  

La iniciativa se convirtió en ley con el respaldo de todos los otros 24 diputados que conforman la sexagésima segunda legislatura local. Las penas pueden ser desde los seis meses hasta los tres años de cárcel.

Xenofobia, otro efecto del coronavirus

“Espero que las personas finalmente se den cuenta de que solo hay una raza – la raza humana- y que todos somos miembros de ella”.

Margaret Atwood, escritora canadiense.

Mientras Ciudad Carnaval era visitada por miles de meridianos durante el día martes, la última fecha de la celebración del Rey Momo, otros prefirieron ir a lugares menos concurridos. El parque de una de las nuevas plazas comerciales del norte de Mérida estaba siendo ocupado por un nutrido grupo de niños que subían y bajaban de los aparatos. Es norma que en este tipo de lugares se reúna la distracción junto con la opulencia. En la escena aparece una familia con rasgos asiáticos. En este rincón del continente, es muy difícil reconocer a los coreanos, chinos y japoneses, en fin, para nosotros, todos son asiáticos. Acto seguido, un niño corre hacia donde su progenitora y en acto de ingenuidad o falta de comprensión del mundo de los adultos le dice. “Mira, mamá coronavirus”.

En otro lugar y día en la blanca Mérida, se puede apreciar el desfile de turistas que suelen caminar y fotografiar la Plaza Grande de Mérida. Solemos juzgar por el aspecto o sacar conclusiones de geografía. Los rubios son canadienses o franceses, los angloparlantes vienen de Estados Unidos y los del lejano oriente son chinos. Aquí, también se escucha una frase al aire que relaciona a los visitantes con el virus que fue decretado como una pandemia por la Organización Mundial de la Salud.

Recientemente, en el primer informe de gobierno, la Secretaría de Fomento Turístico encabezada por Michelle Fridman Hirsch presumió que por primera vez en la historia, el número de turistas en Yucatán en 12 meses superó los tres millones de personas, además del incremento del número de visitantes que ingresaron a la entidad por el Aeropuerto Internacional de Mérida Manuel Crescencio Rejón. Es decir, es normal ver en las calles de la capital y demás municipios a personas que provienen de países donde se han dado al menos 50 casos como España, Francia, Italia y Estados Unidos.

Turista asiática recorriendo el Paseo de Montejo

Aunque ciertamente el COVID-19, nombre oficial del virus, se originó en la ciudad china de Wuhan, al propagarse por los cinco continentes, el coronavirus ya perdió nacionalidad y es una realidad de todo el planeta. En el momento de la redacción de este artículo, México sumaba cuatro casos en tan solo dos días, al tomar en cuenta que el primer paciente se confirmó el viernes 28 de febrero. Así las cosas, de acuerdo con el prejuicio de la nacionalidad, al ver a un mexicano caminando, también se puede inferir que ahí va un “coronavirus”.

No hay caso en la península, pero “eventualmente va a llegar”

Cuando el sol aún no había alcanzado todo su esplendor en la mañana del viernes, se confirmaba el primer caso en la capital de la República de los Estados Unidos Mexicanos. Minutos después, era el tema central en la acostumbrada mañanera del presidente Andrés Manuel López Obrador en la que el Sub-Secretario de Salud Hugo López-Gatell, informó que se trataba de un joven de 35 años de edad que estaba recluido en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias de Ciudad de México.

Ese mismo día, la Secretaria General de Gobierno de Yucatán, María Fritz Sierra junto con el Secretario de Salud Estatal, Mauricio Sauri Vivas, confirmaron que en la entidad no se había reportado el primer caso ni tampoco había un caso sospechoso. “Por órdenes del gobernador estamos acá para darle a conocer las medias de prevención en nuestro estado, que no tiene ningún caso de Coronavirus, sin embargo es altamente probable que va a llegar”, vaticinó Sauri Vivas en una rueda de prensa que se llevó a cabo en el Palacio de Gobierno.

Mortalidad muy baja

El titular de salud del Estado, destacó que el virus es de fácil propagación pero con una reducidad tasa de defunciones. “Este tipo de coronavirus  tiene un índice de mortalidad que es del tres por ciento. ¿Qué quiere decir eso? Que es menor que la influenza del AH1N1 del 2009 y es menor que el índice de mortalidad respecto a cualquier influenza y las medidas preventivas son idénticas a la influenza”, puntualizó Sauri Vivas.

…Y viene el Tianguis

Del 22 al 25 de marzo, el Centro de Convenciones Siglo XXI albergará el Tianguis Turístico México 2020, el cual es uno de los escaparates más importantes del mundo con relación a oferta y promoción turística. Héctor Navarrete Medina, presidente de la Asociación de Hoteles en Yucatán dijo que no podía asegurar de que se iba a producir una ocupación hotelera del cien por ciento pero que sí podía estar cerca.

Manuel Díaz Suárez (al centro) encabeza los temas de salud en el Congreso de Yucatán

El presidente de la Comisión de Salud en el Congreso del Estado, el diputado Manuel Díaz Suárez, informó que están en permanente comunicación con la Secretaria de Salud y expuso una serie de acciones que se tendrán que hacer antes y durante el Tianguis. “Tomar cualquier medida en caso de que haya una persona con una enfermedad respiratoria aguda indistintamente si se trata de este coronavirus para no generar pánico o alarma”, explicó el legislador quien además es médico de profesión.

Incluso, Díaz Suárez acotó que tendrán que vigilar a los visitantes del Tianguis. “También estar muy pendiente de la gente que llega, que ahí es donde tenemos que estar atentos. Seguramente va a llegar personas de distintos países y seguramente de Asia, no digo de China”, comentó el diputado del Partido Acción Nacional. “He escuchado que hay una permanente comunicación en la parte sanitaria y de turismo y aquí hay que estar pendientes en los aeropuertos de vuelos internacionales o de conexión para ver la procedencia de los pasajeros”, concluyó.

Se aproxima el COVID-19 por otros frentes

De acuerdo con la última actualización en el momento de la redacción de estas líneas, no sólo se había aumentado el número de casos de coronavirus en México, sino también en otros países del continente. Por ejemplo, en el Sur de América, se contabilizan dos casos en Brasil y uno en Ecuador. En Canadá, son 20 las personas con diagnóstico de COVID-19, en Estados Unidos son 72 los casos con una persona fallecida, en la ciudad de Seattle, estado de Washington. En el caribe, ya se confirmó el primer caso en República Dominicana.

En Yucatán, sacaron a las redes sociales del mundo virtual

«Ya no buscamos las noticias, ellas nos encuentran»

Eric Qualmann, autor de Socialconmics.

 Ahí estaba parado, en la esquina, al lado del OXXO. Ese día todo el mundo estaba pensando en las consecuencias del supuesto bromista que había vaticinado un ataque en la escuela de Matemáticas de la Universidad Autónoma de Yucatán. Pero nadie pensaba en él. Las críticas, 24 horas después de la publicación en las redes sociales, se centraban (y con razón) en que más de tres mil alumnos habían perdido una jornada de educación. Pues, todo puede recuperarse, excepto el tiempo.

Sin embargo, ahí, seguía él, parado. El tiempo también lo tenía en contra. Los rayos del sol atentaban contra su sustento económico ya que aceleraban la descomposición de los kibbis -rellenos de queso de bola y picadillo- que cada día vende a los estudiantes del Campus de Ciencias Exactas e Ingeniería, de esa Facultad de la UADY, donde también se suspendieron las clases.

Su caja la tenía full, no había estudiantes y por ende, tampoco compradores. Ese dìa, llegaba menos dinero al hogar de este yucateco

El ecosistema económico que gira en torno a esa instalación educativa, ubicada al norte de la ciudad de Mérida, se había visto afectado, toda vez que un estudiante de la escuela de Matemáticas compartió en un grupo privado de “WhatsApp” su estado de cólera e intenciones de perpetrar un ataque con arma de fuego en los salones de clases. Los mensajes fueron difundidos por otro sujeto la noche del domingo, lo que generó un estado de histeria en el mundo virtual de Yucatán y, acto seguido, la suspensión de clases por parte de las autoridades universitarias.

El abogado de la principal casa de estudio de Yucatán, Enrique León Gómez, presentó una denuncia en contra del estudiante identificado como Yael “N”, la cual fue archivada bajo la carpeta de investigación 2726/2019. 

A la siguiente semana se presentó un caso similar, con algunos matices diferentes. Otro supuesto bromista tomó una foto de un ex estudiante de una escuela privada, ubicada también en el norte de Mérida, y armó una leyenda de la imagen vaticinando otro posible ataque. Por este caso, no hubo denuncia ni investigación por parte de “Alianz Comunidad Estudiantil”.

Tras las supuestas amenazas, ¿ahora qué viene?

Los mensajes en el mundo virtual, es decir, en las redes sociales, crearon zozobras en el campo terrenal.

Luis Borjas Romero, diputado del Congreso Local emanado de las filas del PRI y quien funge como presidente de la Comisión de Justicia y Seguridad Pública, destacó que en el Código Penal de la identidad no hay un capítulo que condene este tipo de acciones. “Se tiene que tipificar, se tiene que incluir ese tipo de conductas en nuestro código y ver qué sanciones se pueden aplicar”, dijo el también ex Secretario de Juventud. “Pudiéramos estar hablando de un tratamiento psicológico o algo más severo para evitar que se siga utilizando las redes de esa forma”, agregó el legislador local.

En este punto coincide la también diputada local, Paulina Viana Gómez del partido Acción Nacional, quien junto con Borjas Romero representan la sangre joven de la arena legislativa local. La panista señala que sí se debe legislar para que haya sanciones pero también trabajar en el campo de la prevención. “Yo creo que el complemento son ambas formas tanto en la prevención, como en el caso de que suceda algo llevarlo a la sanción. Es algo complementario, así yo lo veo”, apuntó.

Luego de estas dos supuestas amenazas en la blanca Mérida, Viana Gómez subió a la máxima tribuna política del estado para proponer una iniciativa de ley en la que contempla incluir la educación digital en las aulas de primaria y secundaria de las escuelas de Yucatán.

“El enfoque se le dio a esta iniciativa fue de prevención y lo que se busca es fomentar tres puntos: el primero es el uso crítico, serio y responsable, ético, informativo  en los menores, niños y jóvenes”, prosiguió la representante del distrito uno.  “El segundo es la capacitación al personal docente y el tercero es la capacitación de los padres de familia, cuya finalidad es que sean corresponsables en la formación de mejores ciudadanos digitales”, enumeró.

Viana Gómez indicó que esta preocupación le nació no sólo por las dos supuestas amenazas que se registraron en el estado, sino por el manejo que le han venido dando los jóvenes de su natal Yucatán a las redes sociales. “Desde que existen tecnologías de comunicación y acceso a la información el riesgo está latente. No digo que la tecnología sea mala, sino que preocupa el uso y la finalidad que se le quiera dar”, sintetizó la legisladora que también funge como presidenta de la Comisión de Arte y Cultura.

La diputada panista señaló que en esta estrategia no se puede excluir a los padres de los alumnos, al considerar que la educación de los jóvenes yucatecos no sólo debe cumplirse en los salones de clases. “Muchas veces le dejamos la responsabilidad a la escuela pero el tiempo que están en casa es una responsabilidad compartida entre  la docencia, los padres de familia y los tutores de los menores”, añadió Viana Gómez.

La celebración de la muerte

Cuando la muerte vidrie
de mis ojos el cristal,
mis párpados aun abiertos
¿quién los cerrará?
 
Cuando la campana suene
(si suena en mi funeral)
una oración, al oírla,
¿quién murmurará?

Gustavo Adolfo Bécquer (Siglo XIX)

La muerte es negra. Es obscura. Al hablar de la muerte no podemos decir que es un estado, al contrario, no hay nada en esa palabra. Pasas de la vida a la inexistencia, al menos en la materia a la que llamamos cuerpo. El concepto básico de esa palabra dice que es el fin de un organismo de la vida. Si lo definimos por sinónimos, salen palabras como la parca, deceso, fallecer, defunción, expiración, etc.

 Si lo llevamos a un término más práctico, la muerte es despedida, es dar un último adiós a un familiar, es un “nunca más”, es no volver a ver, es llanto, dolor, tragedia, desdicha, infelicidad, tribulación.

El poeta chileno Pablo Neruda enseñó otro concepto de la muerte. Para el autor de “20 Poemas de Amor y una Canción Desesperada” se puede morir en vida “muere el que no viaja, quien no lee, quien no oye música, quien destruye su amor propio, quien no se deja ayudar”, escribió el chileno.

La muerte es símbolo de miedo.  En el ámbito religioso, la muerte es el inicio de una nueva vida. Para los católicos, fenecer significa el inicio de un camino que puede tener tres destinos: el cielo, el purgatorio o el infierno.

El agasajo del umbral

México es el único país, o uno dentro de un grupo muy escaso, en el que la muerte es sinónimo de colores y celebración. El dos de noviembre es la fecha para recordar a las personas que nos dieron vida de alguna forma. Gracias a nuestros tatarabuelos, nacieron nuestros bisabuelos. A través de estos últimos vinieron nuestros abuelos al mundo y ellos a su vez, les dieron vida a nuestros padres hasta llegar a nosotros.

En Yucatán, celebran esta fiesta bajo el título Hanal Pixán, entre el 31 de octubre y el 2 de noviembre. En la actualidad, se presenta una combinación entre las costumbres de los católicos junto con los mayas.

En Noticieros Cadena Rasa, entrevistaron al vocero de la Arquidiócesis de Yucatán, Jorge Martínez Ruz, quien explicó que en esta fecha se celebran los fieles difuntos por conjuntarse los cierres de los años civiles y litúrgicos.

“Es recordar a nuestros parientes, conocidos, amigos que se han adelantado y que con la muerte han llegado a la vida eterna”, dijo el presbítero a la emisora local.

Los mayas buscan respuestas en la cosmogonía, en el legado que dejaron los ancestros de los que hoy hacen vida en el sureste mexicano. “Cuando éramos niños íbamos a las casas de las abuelitas y nos decían no dejen ropa sucia, porque si no, le están dando trabajo a los difuntos, limpien la casa, no dejen ropa sucia en la batea porque si no vienen ellos a lavarlas” dijo Marìa Bonifacia Chi, historiadora del Instituto para el Desarrollo de la Cultura Maya.

“El aire ya no se siente igual que cuando estamos en septiembre, el sol ya no es igual, entonces dices se está preparando el medio para recibir a las ánimas y nosotros cuando pequeños, lo recibíamos con ilusión”, explicó Chi.

Muestra de Altares

Como todos los años, la celebración del Hanal Pixán se inició con la muestra de altares en la Plaza Grande de Mérida. Cada altar, representa la tradición de los pueblos yucatecos. Eduardo Cupul Noh, no es un ciudadano cualquiera del municipio de Tunkás, es el primer edil de este pueblo que forma uno de los 106 que conforman a esta entidad de raíces mayas.

“La tradición como lo marca el Hanal Pixán es colocar una ofrenda con la presencia que estamos tomando para mantener básicamente la tradición en colocar los gustos del difunto que de alguna manera, es lo que nosotros estamos presentando y es por eso que colocamos las fotografías” dijo el alcalde al frente de un altar con numerosas fotos de los que se adelantaron y la comida que les gustaba a ellos.

“Se suponen que en estas fechas es cuando los dejan salir en un día particular para que ellos puedan salir a recibir digamos con los otros y a través de estas ofrendas. Para nosotros es muy tradicional y que tienen muchos años viviendo” rematò el presidente municipal.

Lucía Sánchez Canchè llegó a Mérida procedente de Calotmul. Desde la Plaza Grande de la capital yucateca, vivió su tradición con sus manos llenas de harina y asando unas tortillas redonditas.

“Muy importante porque son los días que recordamos a nuestros difuntos hacemos nuestros altares tanto a niños como para adultos”, aclaró en cuanto al tipo de comida que se coloca en los altares. “A los niños se les pone comida como puchero, el escabeche, que no sea picante y se les pone dulce para los niños”, dijo.

En Yucatán, todos comparten la tradición del Hanal Pixán pero hasta en eso, cada quien busca resaltar. Al menos, cuando se refiere a los ámbitos de gobierno. El Ayuntamiento de Mérida realizó el tradicional paseo por el Cementerio General de la ciudad y luego el Paseo de Ánimas, al cual asistieron más de sesenta mil personas.

Mauricio Díaz Montalvo del Cultur, organizó el primer pase y muestra de altares en la zona arqueológica de Dzibilchaltún, con un recorrido por la Villa Maya, el Templo de las Siete Muñecas y el cenote.  

El frío y el olor a PIB son el complemento de esta tradición llena de mística y colores. La muerte no es solo una parcela horizontal, no se reduce a un nicho o cenizas, es recordarlos con el pensamiento y con la Fe de que están del otro lado de la puerta. Pase usted que está en Yucatán.