Los aros olímpicos, más unidos que nunca

Aplazar los JJ. OO. es necesario, cancelarlos nunca.

Víctor Vargas, director técnico del Comité Olímpico Venezolano (COV)

La decisión del Comité Olímpico Internacional (COI) de postergar los juegos para 2021, es una opción necesaria dentro del abanico de pocas posibilidades que hay.

Quiero aclararle a algunos amigos que me preguntaron sobre la ampliación de los escenarios que dijo el Presidente Thomas Bach, se refiere a los escenarios como espacios-temporales y no los escenarios deportivos o estructuras físicas; los JJ.OO. son el evento más complejo dentro de una planificación, por los múltiples elementos que conlleva.

Dentro del Master Plan del COI-OIC, C.O. TOKIO 2020 se manejan opciones y escenarios de posibles fechas para correr los juegos, al tener 100% la seguridad de que no se corren riesgos para la salud de todos los involucrados, para dar la mejor vistosidad y calidad en cuanto a marcas se refiere y la demostración de la mejor perfomance de los atletas en igualdad de condiciones.

Estos serán los primeros juegos de la era moderna aplazados en 124 años de historia; como se sabe desde el inicio de los Juegos Olímpicos modernos, en Atenas en 1896, solo se han suspendido en tres ocasiones: Berlin-1916, Tokio/Helsinki-1940 y Londres 1944, las tres por consecuencias de las dos guerras mundiales.

Existen 3 macroproblemas al aplazar y/o suspender estos J.O. Tokio 2020, uno tiene que ver con el establecimiento de los lapsos temporales y precisión de los escenarios para la confirmación de la fecha posible de realización, si es para finales del 3er trimestre del 2020, verano del 2021 y hasta el verano del 2022, problema parcialmente resuelto al tomar la decisión que los J.J.O.O. se lleven a cabo en el verano del 2021, Y se tiene entendido que se mantendrá la “MARCA TOKIO 2020”.

El segundo macroproblema tiene que ver con aspectos técnicos-deportivos (fisiológicos, biológicos, psicológicos, tácticos, estratégicos, nutricionales, salud etc, etc) englobados en la periodización de la preparación de los atletas, que por supuesto depende de la fecha de los juegos, los atletas clasificados y por clasificar; hasta ahora según cifras del COI están clasificados el 57% de los atletas, pero aún faltan por clasificar más o menos 5.000 (cinco mil) atletas de los 206 CON´s a nivel mundial.

El 3er. Macroproblema tiene que ver con todos los aspectos económicos y logísticos involucrados, que para mi entender son la esencia del funcionamiento de la maquinaria de unos JJ.OO. para todos está bien claro que sin atletas, no hay juegos que valgan, pero hay que estar bien claros que si no hay recursos económicos que mueva esa gran maquinaria que se llama COI-CIO, el 70% o más de los CON´s, no tendrían gastos de funcionamiento, muchos atletas, técnicos y administrativos no tendrían ayudas de Solidaridad Olímpica y por supuesto todo el andamiaje del deporte se vería seriamente comprometido al no poder detener las pérdidas económicas que ocasiona el posponer estos juegos.

Los derechos televisivos son la piedra angular de este problema, la NBC tendrá que evaluar las propuestas de los escenarios para tener la menor perdida y no solapar compromisos con los múltiples eventos deportivos de las ligas (NBA, NFL, NHL etc), los contratos firmados que se deben de cumplir entre el COI, Comité Organizador Tokio 2020, Alcaldía de Tokio, Gobierno de Japón y en especial con las aseguradoras de riesgos, las cuales deberán asumir las millonarias pérdidas (hoteles, villa olímpica, transportistas, alimentación, etc).

Ante este panorama sería lógico pensar que lo más grave sería cancelarlos, como dijo el Presidente Bach, “esto significaría destruir el sueño olímpico de más de 11.000 atletas” y mucho más ya que estarían involucrados los atletas paralímpicos.
El COI estableció un plazo de 4 semanas para reunir su Gabinete de Crisis y a sus metodólogos, planificadores y ecónomos deportivos, se plantearon los 3 escenarios posibles para salvar los juegos de esta pandemia del Coronavirus (COVID-19), y no vieron luz al final del túnel en este año 2020.

Escenario 1: del 25 de agosto al 9 de septiembre 2020 – No viable

Este escenario era posible, pero es muy complicado el margen de maniobras que hay que hacer, porque solo se estarían dando escasos 20 días de flexibilidad en el margen temporal, la pandemia global del COVID-19 tendría que controlarse antes del mes de mayo, y analizar si hubo atletas contagiados, recuperados etc.

Escenario 2: del 6 al 20 de septiembre 2020 – No viable

Se estaría procurando un mes de flexibilidad, previendo que el control de la pandemia esté bien definido, pero una de las limitaciones es que chocaría con las ligas de Futbol, Baloncesto, Tenis, Golf, etc las cuales tienen compromisos con la mayor operadora de los JJ.OO. como es la NBC.

Escenario 3: del 10 al 25 de octubre 2020 – No viable

Un total desafío, ya que hay mayores compromisos de la NBC y las Federaciones Internacionales, además que ya no serían juegos de Verano, las condiciones climáticas variarían mucho y los Juegos Paralímpicos quedarían para Noviembre.

Escenario 4: del 24 de julio al 8 de agosto 2021 – No viable

La angustia y ansiedad que implican esperar más de 400 días podría agotar los niveles agonísticos de los atletas, todos serían un año más maduros, con la consecuencia de que el rendimiento deportivo disminuye con la edad y otras variables se modificarían creando desigualdad en algunos casos. La ventaja es que los clasificatorios se terminarían en el cuarto trimestre del 2020 y quedarían 180 días para prepararse para la competencia fundamental. Las desventajas es que ese mismo año, en esas fechas, se tiene el mundial de Atletismo en Eugene USA, y el Mundial de Natación en Japón. En otras fechas cercanas se tienen los Juegos Mediterráneos en Argelia, Juegos Asiáticos de la Juventud en Indonesia, Juegos Mundiales en Birmingham-Alabama, Juegos Bolivarianos en Colombia, Juegos Panamericanos Junior Cali 2021 (entre el 5 y 20 de junio), Juegos Suramericanos de la Juventud en Argentina, y antes se tienen -en junio- la Eurocopa y la Copa América, los cuales ya se habían suspendido. Esto por decir de eventos que acaparan la atención mundial en el año 2021.

Escenario 5: del 23 de junio al 7 de agosto de 2022 – No viable

Aplazarlo 2 años trastocaría mucho el orden y periodización del Ciclo Olímpico, pero sería una opción más cómoda, pero implicaría unos gastos multimillonarios para poder mantener las estructuras ya hechas desde el 2020; la villa olímpica, la cual se debe entregar a finales del 2020, se tendrían que retrasar.

Hay 2 eventos de alto volumen y nivel como el Mundial de Fútbol (de Catar 2022), pero es en diciembre, y los Juegos de Invierno en China. Los atletas longevos ya no llegarían en las condiciones deseadas y muchos se retirarían, dejaría solo 2 años para la periodización de los Juegos de Paris 2024. Esta opción no es la más viable.

¡Bienvenidos JJ.OO. 2021!

Victor Vargas, https://bit.ly/3bnPTOA