Condenas más severas en contra de los agresores de los adultos mayores

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Las legisladoras de Movimiento Ciudadano, Milagros Romero Bastarrachea y Silvia López Escoffié, presentaron una iniciativa que tiene como objetivo salvaguardar la dignidad de las personas adultas mayores y que persiga por oficio la violencia en contra de ellas.

Durante su participación en la sesión plenaria, Romero Bastarrachea, recordó que las y los ancianos ya cuentan con una figura legal que los respalda en la legislación, y que por ello debe protegerse su vida en todo momento.

Explicó, que la propuesta legislativa, nació tras darse a conocer las pésimas condiciones en la que viven los adultos mayores en los asilos privados, públicos o sociales, pues no existía una ley que regule estos espacios y que se encargue de vigilar que cumplan con las condiciones mínimas de salubridad.

“Muchos de los adultos mayores terminan en situación de calle, olvidados en sus propios hogares o en institutos para la atención de los mismos, lo que provoca que en la mayoría de los casos sean sometidos a condiciones deplorables de vida, siendo lesionados físicamente, sometidos a tortura y  tratos crueles, inhumanos o degradantes y en ocasiones causándoles la muerte”, sentenció. 

Agregó que esta situación ha provocado que mueran en el abandono, o que incluso, se lleguen a suicidar, no obstante, sus muertes nunca son esclarecidas por la falta de atención e interés de las autoridades.

La propuesta plantea disposiciones a la Ley  para la Protección de los Derechos de los Adultos Mayores y al Código Penal del Estado de Yucatán.

Las instituciones estarán obligadas a procurar el mejoramiento de la salud física, médica y psicológica, a realizar actividades culturales y recreativas, a denunciar ante la autoridad los casos de discriminación, abandono, desamparo, marginación, abuso, explotación o violencia a los adultos mayores por parte de sus familiares o del personal laboral.

Deberán tener personal capacitado, en geriatría y gerontología,  proporcionar atención médica e informar a la familia sobre el reporte médico. Así como suministrarle en los horarios establecidos los medicamentos recetados.

Se contempla también que tengan cocinas y comedores salubres, dormitorios apropiados, áreas para servicios médicos especializados y educativos, áreas ventiladas e iluminadas con dimensiones suficientes,  baños limpios, pasamanos tubulares en las regaderas, lavabos asegurados y pisos antiderrapantes.