Proteger a los jóvenes de la violencia digital a través de la educación

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

“Entre vosotros, jóvenes, es donde me encuentro bien”

San Juan Bosco

La bancada del partido Acción Nacional en el Congreso del Estado de Yucatán se encuentra a la derecha; en el caso de que lo veas desde la puerta del Salón del Pleno. Precisamente, por ahí se encuentra una de las dos puertas por donde los legisladores ingresan al recinto. Cada miércoles, alrededor de las 11 de la mañana, por debajo de ese marco salen algunas figuras rimbombantes de la agrupación política que ocupa el Palacio de Gobierno, como la ex senadora Rosa Adriana Díaz Lizama, el diputado reelecto Manuel Díaz Suárez, la ex legisladora federal Kathia Bolio Pinelo y, junto a ellos, la joven diputada Paulina Viana Gómez.

En el caso de esta meridana, la falta de experiencia en la arena política no ha sido sinónimo de temple. Al contrario, la joven panista adquirió un protagonismo en la máxima tribuna política del estado al llevar una agenda particular en defensa de los jóvenes.

El año 2019, en Yucatán pasaron ciertos eventos que hasta este año eran ajenos a esta sociedad, tanto en la ciudad de Mérida como en otros municipios. Por ejemplo, un estudiante de la Facultad de Ingeniera de la Universidad Autónoma de Yucatán, externó su deseo a través de un servicio de mensajería digital de perpetrar un ataque armado en el Campus de Ciencias de la UADY. Siete días después, un aparente caso de bullying sembró terror en la escuela Allianz Comunidad Estudiantil, también en el norte de Mérida, toda vez que se divulgaron las fotos de un ex estudiante de la institución con una reseña de un posible ataque armado. Estos dos casos generaron tal tensión en la sociedad yucateca, que el director de la referida escuela, José Díaz Torres, agredió a un reportero que buscaba transmitir  la información a través de las redes sociales.

Ante esta situación, la legisladora Viana Gómez llevó este tema al Congreso del Estado para combatir este tipo de acciones. Pero no lo hizo desde la óptica punitiva, sino buscando una solución de fondo, es decir, que la violencia digital y el buen uso de las redes sociales sea un tema de obligatorio abordaje en los salones de clases y desde los primeros niveles de enseñanza.

“La finalidad principal es prevenir el acoso escolar, conductas antisociales e ilícitas que se cometan por conducto de estos medios, debiéndose involucrar en esta tarea a los padres de familia o tutores para que de manera conjunta se realicen acciones de prevención desde el ámbito familiar”, dijo la representante del distrito uno del Poder Legislativo Local.

Anterior a ello, Viana Gómez presentó una modificación a la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia. Ante la realidad de los tiempos de modernos, Viana Gómez tomó la máxima tribuna del Congreso para pedir que también sea sancionada la violencia que se genera en las redes sociales, conocido popularmente como el “cyberacoso”. Esto ocurrió el pasado 16 de mayo, y fue aprobado por los otros diputados de la sexagésima segunda legislatura el 19 de junio.

El trabajo de la diputada panista también incluyó la participación del Instituto Estatal de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales, conocido como INAIP por sus siglas, al otorgarle atribuciones a esta institución para proporcionar asesorías e información a las víctimas sobre esta modalidad de violencia y los procedimientos para ejercitar sus derechos de cancelación.

El mundo sigue evolucionando, las redes digitales se siguen desarrollando y con esta aceleración de cambios, también probablemente la agenda legislativa para los jóvenes, seguirá con su proceso de metamorfosis al mejor estilo de Franz Kafka.