Serpientes y un “supuesto” jaguar son los vecinos de los nuevos fraccionamientos hacia Conkal

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Mérida está creciendo en diversos sentidos, pero lo está haciendo de forma acelerada en sentido horizontal,, cuando ya los urbanistas reclaman que ese crecimiento debe ser vertical.  Esta condición hace que la mancha urbana le esté ganando a los espacios verdes, en comisarías como Cholul, Sierra Papacal y otras de las zonas conurbadas donde cohabitan los ciudadanos, la flora y la fauna silvestre.

En esa transformación de zona boscosa o un lugar residencial viven los habitantes de la carretera hacia Conkal y los que también trabajan en este punto del noroeste de Mérida, aunque estén hacia las afueras del periférico. Por ejemplo, Reyes Alonso García trabaja como vigilante en una de las privadas del sector. Él relata que aunque su trabajo se basa en que personas extrañas no ingresen a la zona que custodia, su preocupación está en animales rastreros. “Normalmente puras serpientes, esos zorritos que salen pero en lo general son como unos gatos de monte me parece igual”, señaló el celador, a quien le preocupan más los animales que los supuestos amigos de lo ajeno que se pudieran presentar en su turno. “Si pues a un humano lo ves en cambio la serpiente en la noche ya no se ve como queda obscuro no hay iluminación en la puerta y no se ve, se pierde mucho”.

Por las construcciones en la zona, cada vez más deforestan parte de la selva en la carretera hacia Conkal

Sin embargo, desde hace dos semanas no sólo se habla de pequeños mamíferos u venenosos ofidios, sino también de felinos de gran tamaño, ya que en el camino rural al municipio de Conkal se comenta sobre un supuesto avistamiento de un jaguar negro. “Eso estuvimos escuchando, tal como le estuve comentando eso se vio en otra privada, pero yo también vengo de ese lado y no había visto nada”, dijo Reyes García.

Por su parte, Samuel Balam Canul, quien trabaja en una construcción de la zona, también escuchó sobre el supuesto avistamiento del feroz felino. “Si vieron a un jaguar pero eso fue en la noche de hace dos semanas, no sabría decirle cuántas veces lo vieron pero sí comentaron que había comido unos gatos o unos perros en la privada y los estuvo cuidando la policía hace unos días”, dijo el trabajador de la construcción con cierta incredulidad. “Con todo lo que dicen no se si lo creo o no, hasta verlo creo que sí”, agregó.

En el lugar, los vecinos también vieron a elementos de la Secretaría de Seguridad Pública con un supuesto operativo para cazar al felino, el mismo que aseguran que fue visto por trabajadores de la zona. Sin embargo,  luego de varios días, se retiraron las unidades de la SSP.